Ya no es ninguna novedad que el mundo automotriz apunte hacia el segmento SUV, dejando de ser una moda, para convertirse poco a poco en una realidad mundial. Tal ha sido el éxito de estos modelos alrededor del globo, que todas las marcas tomaron cartas en el asunto, y no solo ello, sino que están creando modelos a partir de nombres o plataformas compartidos con sedanes y hatchbacks, como sucede con el Toyota Corolla Cross.

La estrategia de Toyota fue algo diferente a la de sus rivales, porque si bien muchos SUVs comparten la plataforma de un segmento C, tal como los Peugeot 308 y 3008, en el caso de Toyota el posicionamiento de precio no se divorcia demasiado al del sedán del que toma la base, y hasta el nombre. Es que el marketing muchas veces impulsa a que pague más por un SUV, aunque no tanto en el caso del producto de la casa japonesa. 

Pero lo cierto es que la diferencia no es tan abultada, y eso permite que el Corolla Cross sea el modelo más económico de su segmento en la versión de entrada. Incluso le permite quedar posicionado casi paralelamente a muchos otros modelos de un segmento inferior, en sus versiones más completas, tal como el Volkswagen T-Cross o Nivus, Honda HR-V, entre otros.

Toyota Corolla Cross ¿Por qué?

¿Qué resigna el Corolla Cross frente al sedán? Empleando la misma base, el Cross es unos 17 centímetros más corto que el Corolla Sedán, y a su vez tiene 6 centímetros menos de distancia entre ejes. Ahora eso no termina siendo una contra, ya que los pasajeros ingresan de una forma más cómoda, mientras que la altura libre al techo es superior. Solo se resigna algo de espacio para las piernas, pero no mucho. Además, los asientos traseros son reclinables, y rebatibles.

También podemos decir que en el habitáculo, y en algunas piezas exteriores hay una reducción de costos, principalmente en materiales. Por ejemplo, abundan los plásticos duros, incluyendo la parte superior de la plancha, algo que no sucede en el sedán. El baúl con 440 litros es apenas más pequeño en litros, pero hay que reconocer que este tipo de espacio de carga es mucho más útil que el de un cuatro puertas, con una boca de carga más elevada y reducida.

Eso repercute en algunas piezas con las que podemos tener contacto al abrir el capot: desde la varilla para sostenerlo y su anclaje, hasta la evidente adaptación que sufrió la carrocería para adaptar la mayor altura de la trompa. Son espacios libres, que deberían haber sido cubiertos por algún plástico para ocultar de cierta manera esos detalles, siempre que seamos algo exigentes. Es cierto que, muy probablemente, muchos usuarios de Corolla Cross ni siquiera se molestarán en abrir el capot.

Por fuera

El diseño exterior del Toyota Corolla Cross muestra líneas musculosas, principalmente, en el remate trasero. La trompa es bastante común a los modelos de la marca, por lo que no causa demasiada impresión. Lo que sí tiene detalles que la realzan, entre ellos, el aplique cromado sobre la parte superior de la línea de ventanillas. Atrás tiene un aire a la Rav4, aunque con aristas más suaves.

Los pasos de ruedas remarcados por fenders de plástico negro, o las luces con tecnología Full LED le dan un toque moderno, y bien SUV. Eso sí, para favorecer la capacidad de baúl y probablemente reducir costos, Toyota optó por incorporar un eje trasero semi-independiente, diferente al esquema multibrazo de su hermano. La rueda de auxilio es también temporal. Las llantas titulares tienen diámetro de 18 pulgadas, con un diseño bastante atractivo. 

Motor y prestaciones

Con el conocido motor 2.0 que también emplea el Corolla Sedán, este Cross tiene un funcionamiento por demás adecuado. La potencia es suficiente en todo momento, gracias a los 170 caballos del motor, que emplea doble sistema de inyección (directa e indirecta) y doble apertura variable de válvulas (admisión y escape).

La contra pasa por la caja CVT, que si bien cuenta con diez velocidades pre-programadas, y levas al volante para incrementar la sensación de deportividad, da como todas estas transmisiones una sensación (que en realidad lo es) de patinamiento constante, que además hace que el ruido del motor repercuta demasiado en el habitáculo.

Prestacionalmente el grupo motor-caja cumple, ya que realiza el cero a cien km/h en 9,5 segundos, con una velocidad máxima de 190 kilómetros por hora. Como todo SUV al elevar la velocidad no se muestra demasiado firme, pero sin embargo, tampoco transmite inseguridades. Va por donde se lo quiere llevar. Los consumos son algo elevados en la ciudad (9 kilómetros por litro), pero bastante contenidos en la ruta. Allí puede recorrer 13 kilómetros por cada litro a 120 km/h, una marca satisfactoria.

En todos los casos, el andar en la ciudad se muestra algo firme, y repercute principalmente en el tren delantero, más cuando la suspensión cumple la función de expansión, o para que se entienda, cuando vuelve a su posición natural. Allí se efectúa un ruido bastante intrusivo. También la suspensión trasera manifiesta alguna que otra sequedad en terrenos desparejos. Debemos decir que, probablemente, en esta versión con neumáticos de 18”, estas sensaciones sean ampliadas.

Versiones y equipamiento: Toyota Corolla Cross

El Corolla Cross se ofrece en tres niveles de equipamiento, XLI, XEI y SE-G, todos con idéntico grupo motriz. Sin embargo, como opción, la marca ofrece versiones híbridas, con potencia combinada de 122 CV, bajo los niveles de equipamiento XEI y SEG.

En materia de equipamiento la dotación del SEG es muy completa, ya que dispone de techo corredizo (de tamaño convencional y no panorámico) climatizador bizona con salidas traseras, butaca del conductor con reglajes eléctricos, acceso manos libres, tapizado de símil cuero, cámara de marcha atrás con sensor delantero y trasero, sistema de infoentretenimiento con Android Auto y Apple Car Play, GPS y TV digital entre otros. Se podría reclamar un cargador inductivo de celulares.

A su vez, también es destacable el equipamiento de seguridad, que le agrega a siete bolsas de aire y control de estabilidad, las ayudas a la conducción, como el asistente de cambio de carril involuntario (que funciona muy bien), control de velocidad crucero adaptativo, luces altas con encendido automático, alerta de punto ciego y de tráfico cruzado trasero, entre otros. Además, las luces funcionan de manera más que eficiente, al igual que los frenos, con cuatro discos.

Precio

El precio del Toyota Corolla Cross se posiciona como uno de los referentes del segmento medio entre los SUVs. Este modelo que llega para rivalizar, entre los regionales, con el Jeep Compass y el recientemente lanzado Volkswagen Taos, tiene un valor de entrada de $ 2.875.000 para el XLI CVT. En esta versión SEG, alcanzada por la primera escala del impuesto al lujo, el precio asciende hasta $ 4.026.000. La garantía es de 5 años o 150.000 kilómetros.

Con todo esto, el Corolla Cross es el modelo más económico del segmento C SUV, con un combo que brinda buena potencia, consumo lógico, simpleza mecánica y mucho equipamiento de seguridad, en cada una de las versiones. Eso sin sumar que las versiones híbridas entregan una interesante alternativa si lo que se busca es ahorrar, a un precio que en promedio no supera los 200.000 pesos extra.

 

Nos encantó del Toyota Corolla Cross SEG:

  • Ayudas a la conducción
  • Respuesta del motor
  • Practicidad diaria
  • Equipamiento de confort y seguridad 
  • Precio competitivo

No le perdonamos al Toyota Corolla Cross SEG:

  • Detalles de calidad-abaratameinto
  • Respuesta de la transmisión CVT
  • Rueda de auxilio temporal
  • Andar firme en ciudad
  • Sin opción 4×4

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta