Si viste la película Contra lo imposible, o Ford V Ferrari tal su denominación original, sabrás que una de las carreras clave en la historia del Ford GT-40 fueron las 24 horas de Daytona 66. Ahora Ford rememora la prueba de durabilidad con una edición especial del Ford GT, denominado Heritage Edition. Pero antes, veamos como se gestó la historia. 

La edición de 1966 fue la primera de las consideradas «24 horas de Daytona»: previamente entre 1962 y 1963 se corrían tres horas, y entre 1964 y 1965 se llevó a cabo una prueba de 2.000 kilómetros. En 1966 Ford fue con la idea de llevarse la prueba americana, y para ello contrató a varios equipos, respaldados todos con apoyo oficial. Uno de los más fuertes y favoritos eran los autos de Holman & Moody. El equipo rival, pero a la vez también oficial, era Shelby American Inc. Ambos tenían la evolución del GT-40, conocida como Mark II: con motor V8 427, de 7 litros de cilindrada. 

Esa carrera quedaría en la historia porque Ken Miles, por entonces piloto de prueba y desarrollo del GT-40, ganaría la competencia, exigiendo al máximo la durabilidad del biplaza, y dando prueba de su habilidad conductiva. Su compañero en el auto que llevaba el número 98 era Lloyd Ruby. 

La victoria del equipo Shelby hizo que Ford confiara en Ken Miles para que unos meses más tardes conduzca uno de sus autos en las 24 horas de Le Mans. La carrera estuvo a punto de ser ganada por Miles, pero una decisión estratégica terminó por perjudicarlo, otorgándole la victoria finalmente al binomio conformado por Chris Amon y Bruce McLaren, con otro GT-40 MK II.

La actualidad: Ford GT Heritage Edition

Para conmemorar Daytona 66, Ford presentó una edición especial del nuevo Ford GT. Se denomina Heritage Edition, y está decorada de manera semejante al auto que manejara Ken Miles en la edición 1966, incluyendo el número 98 en los laterales. 

Ford GT: Tenerlo dos años por contrato

El nuevo Ford GT Heritage Edition 2021 tiene un color exterior denominado como «Blanco Frozen», con un capó de fibra de carbono expuesto, que añade un fuerte contraste. Los detalles asimétricos en rojo en el paragolpes delantero y el borde del techo, la puerta del lado del conductor y debajo del alerón trasero, añaden una imagen distintiva.

En el habitáculo se destacan los detalles Alcántara que envuelven el panel de instrumentos, el tapizado del techo y el borde del volante. A su vez presenta levas de cambio anodizadas de color rojo, mientras que los asientos con Alcantara son al mismo tono, que le añaden un dramático contraste al interior.

Ford no especificó cuantas unidades saldrán de fábrica con esta configuración. Tampoco su precio, ya que todos los GT ya fueron reservados con anterioridad. Cada comprador tiene además contrato por dos años, con la negatividad de venderlo como usado. Incluso hace unos meses salió a la venta la primera unidad dentro del mercado de segunda mano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta