El estado de guerra que vive Rusia con su ataque a Ucrania ha implicado diversos inconvenientes no solo en su sociedad, sino también en su industria. Una de las firmas afectadas es ni más ni menos que AvtoVaz, la firma que le da vida a los modelos Lada, incluyendo al Niva que se produce ininterrumpidamente desde 1976: el faltante de componentes electrónicos podrí­a desencadenar en, al menos, la paralización de sus plantas. 

Con una inflación desmedida, y problemas para importar componentes, debido a las penas impuestas por otros paí­ses, la industria rusa se ve comprometida ante la falta de piezas, principalmente las relacionadas con la electrónica, ya que el resto del vehí­culo se fabrica localmente. 

Si bien esto puede afectar al liderazgo de la marca Lada en su paí­s de origen, lo cierto que otras marcas también han pausado sus operaciones, aunque se estima que en su mayoría lo han hecho por un tema polí­tico. No así­ Lada, que de momento aún produce vehí­culos. 

Cómo nació el Lada Niva

Luego de un acuerdo con Fiat, la marca Vaz comenzó a operar en 1966, para producir bajo licencia productos de la italiana. Pero urgidos de un todoterreno, en 1970 se inició con el desarrollo de un nuevo modelo con un concepto básico y rudimentario. Tras varios estudios de mercado, se llegó a la conclusión que el modelo debía contar, además, con ciertas comodidades propias de la época, sin perder capacidades todo terreno.

Partiendo de un Lada 2101, similar a un Fiat 1600 de producción argentina, se creo un primitivo SUV con carrocería autoportante y dos puertas, que llevó el nombre de VAZ 2121. Por aquel entonces la marca Lada era exclusiva para los vehículos Vaz de exportación, y precisamente al 2121 se le adjudicó la denominación Niva para cuando su producción comenzó en 1976. 

El 2121 o Niva contaba con un esquema de suspensiones muy elaborado y estaba provisto con neumáticos finos, para ser eficiente en terrenos de nieve, sin olvidar un eficiente sistema de tracción total. Durante todos sus años en producción ganó muy pocas mejoras, como la introducción de un portón trasero de mayor tamaño en 1994, junto a la adecuación paulatina de elementos de confort básicos. A su vez, a mediados de los noventa también ganó mejoras en el interior. 

El Lada Niva en la actualidad

Durante los últimos años el Niva incorporó otras mejoras, como la adopción de versiones especiales con detalles que vestían mejor su añejada carrocerí­a. Sin embargo, el hecho de no poder incorporar elementos de seguridad básicos (aunque sí agregó ABS en 2012), hace que el producto no pueda ser comercializado en diversos mercados alrededor del mundo: eso lo convierte en un modelo prácticamente limitado para Rusia y mercados aledaños. 

En Argentina al Niva se lo comercializó esporádicamente entre 1991 y 2004, lapso en el que logró contar con diversos defensores de este producto ruso que en su mercado de origen se mantiene tan vigente como en sus mejores días, pero del que hoy peligra su producción y futuro. 

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta