La seguridad de los autos va en constante desarrollo, y los fabricantes de neumáticos son fundamentales para transmitir seguridad. Quizás escuchaste hablar alguna vez de los neumáticos Run Flat, alternativa conocida en Argentina desde hace algunos años, inicialmente por diversos modelos de BMW. La ventaja de los mismos es que si bien pueden pincharse como cualquier otro neumático, en caso de que esto suceda se puede circular durante varios kilómetros hasta poder efectuar la reparación. 

Durante los últimos años incluso la tecnología se está haciendo cada vez más común, debido a que naturalmente pocos autos de reciente desarrollo cuentan con espacio para almacenar una rueda de repuesto. Esto es aún más demandante en los autos eléctricos o incluso híbridos, con el fin de liberar espacio para las baterías.

Los neumáticos Run Flat permiten a los conductores continuar manejando a pesar de haber pinchado el neumático. De acuerdo a la marca Pirelli, con estos neumáticos se puede seguir conduciendo durante 80 kilómetros, a una máxima velocidad de 80 km/h una vez de efectuado el pinchazo.

Este tipo de neumático es una solución que ha sido adoptada por muchos fabricantes de automóviles, que han solicitado neumáticos Run Flat como equipamiento original en sus nuevos autos. Durante los últimos 20 años Pirelli ha producido más de 70 millones de neumáticos Run Flat, incluyendo modelos para todas las estaciones como invierno y verano, muy comunes en Europa.

¿Cómo nacieron los neumáticos Run Flat?

Esta tecnología nació a partir de modelos deportivos. En teoría el primer vehículo en montarlos fue el Chevrolet Corvette en 1986, aunque también se lo adjudica Porsche, con el 959. En ambos casos fue la solución ante el poco espacio disponible para una rueda de repuesto en estos deportivos. La marca pionera en desarrollar esta tecnología fue Bridgestone, aunque muchos le adjudican a Good Year y Pirelli la acción de popularizarlos. 

La clave del funcionamiento de los neumáticos Run Flat está en las paredes laterales. Los mismos presentan un refuerzo de material resistente que permiten soportar cierta, carga aún sin la presión recomendada por el fabricante del vehículo. A pesar de ello las limitaciones aparecen al elevar la velocidad, ya que si la temperatura de los mismos se eleva por la propia acción de la fricción por circular con menos presión, el deterioro de los mismos será inminente. 

¿Cuáles son las contras de los Run Flat?

Claro está que los neumáticos Run Flat pueden salvarnos de un imprevisto, aunque también es cierto que presentan algunos inconvenientes. Uno de ellos es que no en cualquier gomería cuentan con las herramientas necesarias para desarmar el neumático sin dañarlo aún más. Además el precio resulta más costoso que un neumático de tipo convencional. 

Otro inconveniente de los neumáticos Run Flat es que en muchas ocasiones los conductores no se percatan de un pinchazo en un neumático, por lo que ante esto, resulta imprescindible el TPMS, el alerta que nos indica que un neumático cuenta con menor presión que la recomendada por el fabricante del vehículo. 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta