Jeep acaba de presentar en formato de concept al Grand Wagoneer, un nuevo producto de la marca que llegará a la producción en serie en 2021 (ver nota). Se trata de una reinterpretación moderna de un vehículo que ha sido, ni más ni menos, que el primer SUV de lujo del mundo. 

El modelo original, conocido bajo la denominación SJ, fue lanzado en noviembre de 1962. Era el reemplazo natural del Willys Station Wagon, básicamente el producto que en Argentina conocimos como IKA Estanciera. Pero el Wagoneer además de ser un 4×4, añadía lujo y confort. Creó de esa forma un nuevo segmento, que ha ido decididamente creciendo en las últimas décadas. 

Jeep Wagoneer: El primer SUV del mundo

El Wagoneer fue diseñado por Willys, sobre el chasis de la pick-up Jeep. Curiosamente la misma que en Argentina conocimos Gladiator. En ese entonces los 4×4 eran rudimentarios y poco lujosos, pero el producto de la marca de las siete barras era todo lo contrario: se asemejaba al confort de un auto. 

Entre las características principales estaban la suspensión delantera independiente, la dirección asistida y la opción de transmisión automática, siendo el primer 4×4 en ofrecer esta configuración. Mecánicamente disponía del motor Tornado de seis cilindros en línea y 3.8 litros: similar al ofrecido en Argentina por el Torino.  

Durante la década del sesenta y los setenta continuó siendo un producto noble y resistente. Por entonces Jeep, que estaba dentro del paquete de American Motors Corporation (AMC), no contaba con el mejor de los presupuestos. Por ese motivo mantuvo en producción al Wagoneer durante un buen tiempo, con cambios mínimos, pero notorios. Paulatinamente adoptó motores más potentes, entre ellos V8 de hasta 6.6 litros.

AMC también supo incorporar en el Wagoneer mucho lujo, incluyendo levantacristales eléctricos, cierre centralizado de puertas y hasta control de velocidad crucero. Incluso en 1984, con el lanzamiento del Cherokee, su nombre fue modificado, pasando a denominarse como Grand Wagoneer, y ubicándose por encima del compacto, a pesar de su veteranía.

Un clásico: El Wagoneer ya tiene una reinterpretación moderna

Las actualizaciones y la aceptación del público hicieron que se mantenga vigente, acompañado también de un tratado exterior llamativo, con paneles símil madera, que le daban un toque retro, pero a la vez exclusivo. También supo contar con mejoras en el interior, en el que se le adosaron tapizados contrastados con plancha acolchada, y hasta un inédito tablero digital.

Se trataba de una propuesta interesante para aquel cliente en busca de un vehículo confortable, con el extra de ir un tanto más allá: pero nunca fue un vehículo económico. Si bien Jeep pudo ir modernizando su gama de modelos, el Wagoneer se mantuvo en producción hasta 1991. 

Fue el tercer vehículo que más años se mantuvo en una línea de producción en Estados Unidos: fueron 28 años sobre la misma plataforma, que hablan a las claras que fue un avanzado para su tiempo, y que ahora, treinta años después de su discontinuación, tendrá una segunda vida. 

Como dato extra, tanto el Wagoneer, como probablemente en mayor medida los Grand Wagoneer más modernos, tienen costos elevados, ya que se han convertido en piezas clásicas, prácticamente de colección.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta