Hablar de un SUV del segmento grande en Argentina queda reservado a una mínima porción de mercado, limitada por la escasa oferta disponible. Las marcas premium son las principales animadoras de este segmento, pero prácticamente no hay opciones dentro del mercado local en las que el mix de espacio y confort sea tan sobresaliente como en la Honda Pilot. Tiene tres filas de asientos y capacidad hasta para ocho ocupantes, con destacado nivel de seguridad y equipamiento. Aquí una reseña de todo lo que trae. 

En este caso nos subimos a la versión más equipada de la Pilot. Se denomina Touring y agrega por sobre la EX, entre otras cosas, sistema de tracción integral. Está fabricada en los Estados Unidos, para un tipo de cliente que busca espacio para su familia, pero sin descuidar el aspecto de lujo, y tampoco la potencia. Por eso no sorprende que equipe un motor V6 aspirado, que rinde 280 CV. 

Estéticamente luce acorde a la Honda CR-V, aunque en este caso sus dimensiones son mucho más importantes. Mide 5,02 metros de largo, con 2,82 metros de distancia entre ejes. Tiene casi dos metros de ancho y 1,80 de alto. Luce imponente, e incluso sus proporciones no son las más adecuadas para nuestros espacios de estacionamientos. 

Contacto: nos subimos a la Honda Pilot Touring

El frontal se destaca por una parrilla imponente, cromada, con luces con tecnología 100% LED. El remate posterior es quizás lo más personal del diseño, pero claramente, se trata de un vehículo en el que las formas no deben inspirarse por caprichos: su principal faceta es la de brindar espacio. Ingresar al habitáculo resulta sencillo: la altura no es exagerada, y la butaca eléctrica con memoria del conductor se posiciona al abrir la puerta para facilitar el acceso.

Cuenta con tablero digital, bien al criterio Honda actual, bastante claro y sencillo de interpretar, con caracteres de gran tamaño para las funciones principales. Muchos comandos son eléctricos, e incluso el climatizador es trizona, con forzador independiente para las plazas traseras. También tiene múltiples y gigantes portaobjetos. La comodidad está garantizada en todo momento. 

Confort a toda prueba

Las plazas traseras de la segunda fila son amplísimas, por lo que no existe ningún tipo de limitación. Solo que el techo corredizo beneficia únicamente a los pasajeros delanteros. En las puertas traseras hay cortinas parasol enrollables, aunque igualmente los vidrios vienen polarizados de fábrica. Acceder a la tercera hilera resulta bastante sencillo, en primer lugar porque el comando para rebatir la fila anterior es eléctrico, y en segundo lugar porque el espacio es bastante holgado, ayudado también por puertas de grandes dimensiones. 

La contra es que en la última fila la plaza central resulta muy chica, pero al menos tiene cinturón de seguridad y apoyacabezas. Claro que aprovechando las tres filas, el espacio de carga resultará reducido, y es algo que debe pagarse en este tipo de vehículos. Rebatir cada asiento además resulta muy sencillo y práctico, pudiendo convertir a la Pilot en un amplio espacio para llevar objetos varios. 

En materia de confort tiene muchos lujos, entre ellos arranque sin llave, cámara trasera de tres ángulos, sistema de sonido de alta fidelidad, sistema de cancelación activa de ruido, butacas delanteras con calefacción, entre otros. También posee sistema táctil con pantalla de 8 pulgadas con conexión Android Auto y Apple Carplay, sensores de estacionamiento o control de velocidad crucero adaptativo. 

En materia de seguridad también posee un muy buen nivel: ostenta seis airbags, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, sistema de advertencia de colisión frontal con frenado de emergencia, alerta de punto ciego, sistema de mantenimiento de carril, control de estabilidad y control de balanceo de trailer como lo más importante. 

Mecánicamente sorprendente

Si bien el motor no sorprende por su tecnología, es un V6 a la usanza norteamericana: 3.5 litros con aspiración natural y 280 caballos de fuerza. Con un peso de casi dos toneladas, el V6 logra prestaciones destacables: acelera de cero a cien km/h en 7,5 segundos, con un poder de reacción sorprendente, ya que gracias a la tracción integral no derrocha nada de potencia. Y eso que la transmisión automática es de solo seis velocidades. El ronroneo es además muy agradable. 

El tren motriz la convierte en una excelente propuesta para salir a la ruta, con un consumo más que coherente: recorre 10 kilómetros por litro a 120 km/h. En ciudad, la situación cambia, donde puede llegar a recorrer la mitad de ese trayecto si no somos lo suficientemente cuidadosos con el manejo. Con un confort superlativo, las suspensiones fueron bien puestas a punto para un manejo relajado, aunque siempre va segura en la ruta, casi como un tren. En la ciudad se percibe apenas firme en empedrados o zonas desparejas. 

El precio de esta versión tope de gama de la Honda Pilot es de u$s 93.000 dólares. ¿Es cara? Sí, mucho, pero lo cierto es que hay modelos de marcas premium con incluso menor equipamiento o espacio, que cuestan por encima de los 120 mil dólares. Es por eso que, si bien es un producto de nicho, tiene muy buenas aptitudes para conformar a los más exigentes usuarios. 

Debajo la galería de fotos completa de la Honda Pilot Touring AWD. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta