Europa anunció que en 2035 dejará de comercializar vehículos con motores de combustión. Así, promoverán la salida de escena de los autos que funcionen a nafta y diésel, como parte de un plan a largo plazo y con distintas etapas.

En principio, la UE propone alcanzar la meta de reducir para el año 2030 al menos el 55% de las emisiones de carbono con relación a 1990. El objetivo es lograr la neutralidad en 2050.

Para ello, el bloque comunitario de 26 países introducirá gradualmente diversas exigencias. El plan lo presentó formalmente la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el funcionario responsable por la política ambiental, Frans Timmermans.

“Europa es el primer continente en presentar una arquitectura verde integral: tenemos el objetivo. Ahora presentamos una ‘hoja de ruta’ para lograrlo”, dijo Von der Leyen.

De acuerdo con la funcionaria alemana, el programa “combina la reducción de emisiones de carbono con medidas para preservar la naturaleza. Y situar el empleo y la igualdad social en el corazón de esta transformación verde”. El enorme plan para que Europa deje los motores a combustión ahora deberá ser consensuado entre el Parlamento comunitario y los países del bloque.

Por Federico Smith

Soy periodista y locutor. Desde 1997, pasé por diversos medios. Actualmente, conduzco de 5 a 6 en Radio Del Plata (AM 1030), y hablo de autos los sábados de 10 a 12 en Radio con Vos (FM 89.9). Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta