Las grúas de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) ya no podrán llevarse autos si no están obstruyendo el tránsito. La Legislatura porteña aprobó una serie de medidas que buscan una mayor eficacia para el servicio de acarreo.

Tal como te contamos en julio, el objetivo es limitar la remoción de vehículos y que solo sea en situaciones graves y de fuerza mayor, como la obstrucción del tránsito o la accesibilidad. La norma obtuvo 52 votos positivos y dos abstenciones. El proyecto pertenece al diputado de Republicanos Unidos Roberto García Moritán, aunque había sido impulsado previamente por Eugenio Casielles de Consenso Federal.

Actualmente, la remoción de los vehículos hasta una playa de acarreo implica el pago de $6.525. En tanto, la multa oscila entre los $5.800 a $17.500, según la gravedad. Si bien la grúa ya no podrá llevarse el auto si no obstruye la circulación, la nueva reglamentación mantendrá el cobro por la respectiva infracción.

Qué cambia

Desde ahora, ya no serán removidos los autos que estén en doble fila. mientras sea transitorio. Tampoco los vehículos pesados como ómnibus, micros, camiones, casas rodantes, acoplados, semiacoplados y maquinaria especial que estén en la vía pública. Ni las unidades que estén estacionadas por más de 48 horas.



Por otra parte, quedarán fuera del acarreo los autos que estén sobre las entradas de locales de espectáculos públicos y frente de salas velatorias. Y aquellos vehículos en zonas de estacionamiento medido cuyo lapso de tiempo que fue abonado esté vencido.

Hasta ahora, el servicio de grúas para el acarreo está a cargo del Estado tras la suspensión, en agosto, del contrato con las empresas que explotaban el sistema y que permanecían operando de manera irregular con prórrogas desde hace más de 20 años y con un canon congelado de 55 mil pesos.

Por Federico Smith

Periodista y locutor. Actualmente, conduzco en Radio Del Plata, en R770 y hablo de autos los sábados en Radio con Vos. Editor en Motorweb.

Deja una respuesta