Si bien el mercado automotor nacional está marcado por condiciones ajenas al libre comercio, entre ellas trabas a las importaciones con el consiguiente faltante de unidades en todas las marcas, durante los últimos meses el segmento SUV ha experimentando un cambio notable en el comportamiento de ventas, marcando un crecimiento considerable para los SUVs medianos. 

Al igual que en lo que sucede en Brasil, los SUVs del segmento medio han superado a los más pequeños, y el Toyota Corolla Cross es fiel exponente de esa moda. Durante el mes de abril patentó 903 unidades, que sirvieron para colocarlo como el Sport Utility más aceptado del mercado local.

El segundo SUV colocado en el ranking fue el C4 Cactus de Citroën, modelo de un segmento inferior que comercializó 655 unidades. El buen pasar del C4 Cactus viene acompañado por el cese de comercialización del C3, que está dando paso a una nueva generación. La entrega, principalmente a través de plan de ahorro, ha elevado las ventas de este producto.

SUVs: Toyota Corolla Cross, líder en Argentina

Sin embargo, de este análisis se puede elucubrar también que los dos modelos líderes con este tipo de carrocerías pertenecen a las firmas que más producen en Argentina, por lo que además, son las que mayor cupo de importación poseen.

El único SUV de producción nacional, hasta el momento, es el Volkswagen Taos que patentó 519 unidades durante el mes pasado. El modelo de VW ha ganado penetración de mercado, y también colabora con el buen pasar del segmento medio.

En el ranking aún llaman la atención las 488 unidades de la Ford Ecosport, modelo que ha sido discontinuado en India, pero del que la marca del óvalo aún cuenta con unidades para entrega, al menos durante algunos meses más, también para cumplir con los planes de ahorro.

Así cambió el liderazgo entre los SUVs medianos

Con 411 y 369 unidades patentadas, los Volkswagen T-Cross y Nivus respectivamente han recuperado tímidamente las ventas, ya que durante varios meses habían prácticamente desaparecido del mapa, patentando tan solo una decena de unidades mensuales. El reciente anuncio de inversiones es además un aliciente para la marca alemana.

Entre los Volkswagen del segmento B se ubicó la Chevrolet Tracker, con 386 unidades, suficientes para superar al Nissan Kicks (339 vehículos patentados). Curiosamente estos dos fueron grandes animadores del segmento durante el año pasado, y han reducido considerablemente su rendimiento en ventas, condicionado por la falta de ejemplares.

Algo similar ocurre con los Jeep Renegade y Compass, que han patentado 336 y 313 unidades respectivamente durante abril. Si bien el nivel de ventas de todo el mercado local está más atado a una consecuencia signada por la traba a las importaciones, la realidad indica que tal como ocurre en otros mercados, los SUVs medianos parecen ir ganando penetración ante los del segmento inferior. 

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta