Hace unos meses te mostrábamos en esta nota la nueva generación de los Dacia Logan y Sandero, modelos que estaban en fase de desarrollo en Brasil para la nueva generación de los productos de Renault homónimos a partir de 2022. 

Sin embargo, durante los últimos días, el CEO mundial de Renault, Luca Di Meo, declaró a medios europeos que la firma hará recortes en Brasil, con el objetivo de mejorar la rentabilidad. A su vez, los proyectos de los nuevos Sandero y Logan quedaron detenidos. 

Nuevo Dacia Sandero: pronto en Europa.

Sendos modelos serían reemplazados por nuevos SUVs, que conformarían nuevos segmentos, con mayor rentabilidad. Según el CEO, cien países fuera de Europa representan el 25% de las ganancias del rombo a nivel mundial, con un claro guiño a la falta de rentabilidad fuera del continente europeo.

Renault: menos ventas, más ganancias en la región

Sin embargo, el directivo también apuntó contra sus rivales: «Renault ha tenido una estrategia global que en muchos aspectos funcionó: más del 50 por ciento de nuestros volúmenes estaban fuera del perímetro europeo: somos menos dependientes de Europa que nuestros vecinos (PSA) antes de la integración en Stellantis”.

El actual Renault Sandero, producido en Brasil.

Hace 15 años, la llegada de los modelos de Dacia a regiones como la de Sudamérica trajo cambios en la estrategia de Renault. “Como buscábamos volumen y participación de mercado, ingresábamos a todos los mercados en los segmentos inferiores para facilitar el alcance de los volúmenes y establecer una planta que fuera lo suficientemente grande para ser eficiente» añadió Di Meo.

El «siguiente paso» hubiera sido introducir un modelo de un segmento superior, para asentar la marca con un producto de mayor rentabilidad. Sin embargo eso nunca ocurrió, por lo que la familia Logan-Sandero, hoy no entrega los dividendos adecuados.

No habrá nuevos Renault Logan y Sandero en Brasil

Para normalizar las ganancias, deberán bajar el punto de equilibrio, lo que según el directivo, conlleva a recortar turnos de trabajo, y a despedir a más de 800 empleados. Según Di Meo, la nueva generación de Sandero y Logan está congelada, trasladando la inversión a las nuevas Duster y Bigster, la última un futuro modelo del segmento C, que será rival del Jeep Compass y el Volkswagen Taos. 

Precisamente, a las marcas Jeep y Volkswagen apunta Renault como ejemplo para su futuro en la región, aunque eso conllevará a bajar el nivel de participación, del 10% actual, a tan solo el 5 o 6%.

 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta