Que los SUVs están en el ojo de la tormenta, de eso no hay ninguna duda. Las marcas apuntan a ellos mundialmente, y los clientes los aceptan. Pero ahora, un movimiento francés repudia a estos vehículos, principalmente a los de gama alta. Impulsaron a desinflar los neumáticos de aquellas unidades estacionadas, ya que sus compradores obtienen beneficios fiscales, y terminan contaminando más que cualquier otro vehículo. 

La trampa en realidad está en los vehículos híbridos, o híbridos enchufables. La gran mayoría, incluso los Mild Hybrid, presentan potentes motores de combustión, que cuando se encienden queman el combustible como cualquier otro. Sin embargo tienen los beneficios de circular como autos «verdes», entre ellos el ingreso a las ciudades más densamente pobladas. 

Movida anti SUV en Francia

A modo de protesta, el colectivo identificado como «La Ronce» llamó a desinflar sus neumáticos de los SUVs estacionados en las ciudades más importantes del país durante el pasado 14 de octubre. El mensaje debía ir acompañado de una leyenda en el parabrisas que indicaba el motivo.

Esta aventura del colectivo ecologista tiene la intención de preservar al medio ambiente, pero también de crear consciencia de que a pesar que estos ostentosos vehículos son vendidos como ecológicos, en realidad pueden llegar a ser prácticamente todo lo contrario. 

El principal problema está en los vehículos híbridos o híbridos enchufables. Si el conductor acelera más de lo debido, el motor de combustión entra en acción, contaminando como cualquier otro vehículo convencional. Es decir, todo queda a merced de la buena voluntad del usuario, sin ningún tipo de control gubernamental.

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta