A mediados de la primera década del siglo XXI el grupo Renault se encargó de relanzar una nueva marca en Europa, destinada a mercados emergentes. Dacia, que había sido la subsidiaria del rombo en Rumania, fue la beneficiada de llegar masivamente a Europa, con un producto diseñado pura y exclusivamente para atacar a base de precio y conocido como «el auto de los cinco mil euros». Recientemente, los nuevos Logan, Sandero y Stepway de Dacia fueron develados para última actualización, de cara a 2021.

Muchos criticaron y aun critican a la versión regional de los Logan y posteriormente Sandero en nuestro mercado, diciendo que eran un Dacia vestido de Renault. No hay fallas en esa lógica, pero claro está decir que Renault fue la marca encargada de diseñar y producir esos autos, y optar por comercializarlos en Europa bajo la marca Dacia, instaurando la denominación low cost.

En Sudamérica, la firma optó por producir su oferta low cost bajo la marca del rombo. No era viable instaurar una nueva marca como Dacia, como tampoco producir los modelos del rombo europos, como el Clio III, más caros de producir. 

Logan: el inicio de todo

La primera generación del Logan presentaba un diseño, a priori, conflictivo. Era un auto debidamente feo, diseñado con un concepto económico, todo en pos de reducir costos de producción.Pero su costo nunca llegó a ser de 5 mil euros. Paralelamente la firma comenzó con el desarrollo de una variante hatchback, con un concepto aventurero.

Si, el Sandero nació para ser fabricado inicialmente solo en versión Stepway, lo que explica en parte su elevado despeje del suelo, como así también los amplios pasos de rueda. Por un tema de mercado, previo al lanzamiento mundial, se le otorgó vía libre al proyecto con una carrocería convencional, que explica en parte el motivo de la mejor resolución de la variante aventurera. 

Renault Sandero: el modelo regional

La primera generación de Logan y Sandero tuvo relativo éxito, tanto en Europa como en Sudamérica, pero durante esos años Renault entendió que no todo era economizar. La segunda generación, actualmente a la venta, constó de un estilo mucho más proporcionado, pero sin perder sus características de auto económico. 

Además ambas variantes pasaron a compartir su diseño frontal, algo que no sucedía con el modelo inicial. Con más tecnología y equipamiento, en Europa las ventas de Dacia despegaron paulatinamente. Su aspecto algo más dedicado fue clave para ello. 

En Sudamérica la mayor aceptación ya se instauró desde la llegada del Sandero, que popularizó a la marca Renault en Brasil. Se trató de un gran impulso de ventas, acentuado con la nueva serie. Así se llegó hasta la actualidad, incluso con la producción nacional de ambos modelos. 

Asi es el nuevo Dacia Sandero 2021

Aun sin datos precisos, la tercera generación de ambos modelos presentan un cambio de proporciones significativo. Con una anchura semejante, se nota una reducción en la altura del techo, mientras que el parabrisas se coloca en una posición más inclinada. Todo esto, lo convertirá en un vehículo más dinámico y pasional: ya no tan como el auto utilitario que continúa siendo en la generación actual. 

El remate trasero, como también la línea de cintura, le proveen un estilo mucho más temperamental y moderno. Incluso una marcada sensación de aplomo. Las luces LED le otorgan a su vez una impronta tecnológica.  

A fines del presente mes los nuevo Dacia Sandero y Stepway 2021 serán develados definitivamente. ¿Será idéntica la nueva generación del rombo en Sudamérica?

 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta