Porsche fabricó el último 911 de la generación 991

La icónica marca alemana anunció oficialmente que fabricó en Stuttgart el último 911 de la generación 991, siendo considerada como la serie más exitosa hasta el momento del clásico deportivo de Porsche, con 233,540 unidades producidas. Se trató de un 911 de la edición limitada Speedster.

Paralelamente, la nueva generación 992 ya está en producción y a la venta en diversos mercados alrededor del mundo, incluso en Argentina (ver nota). 

EL 991 EN NUMEROS

Lanzado en 2011, la generación 991 fue una de las que incorporó mayores avances en la historia del 911. Para su lanzamiento, casi el 90 por ciento de todos los componentes eran de nuevo diseño, entre ellos su estructura, realizada con una innovadora combinación de aluminio y acero.

El chasis, que se beneficiaba de una distancia entre ejes 100 milímetros mayor que el modelo precedente, podía equiparse con un nuevo sistema opcional de estabilización del balanceo, el Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), y establecer la referencia en términos de dinámica de conducción.

La carrocería Cabriolet se lanzó durante el año 2012 con otra innovación, la posibilidad de contar con un techo retractable, con ligeros arcos de magnesio. Así se logró una curva de techo como la de un coupé, optimizando asimismo la rigidez torsional.

PORSCHE 911 SPEEDSTER: EL ULTIMO 991

La generación 991 también demostró ser la base ideal para modelos especiales y deportivos radicales. Los máximos exponentes fueron los productos de Porsche Exclusive Manufaktur, como el 911 Turbo S Exclusive Series con 607 CV (ver nota), o el imponente GT2 RS de 700 CV (ver nota), el Porsche de competición más potente homologado para la calle.  



Cercano al fin de su vida comercial, para celebrar el 70º aniversario de los deportivos Porsche, la marca optó por crear una variante aún más singular. Se trató del 911 Speedster, una edición limitada de 1948 unidades que encarnó las virtudes originales de la marca: ligereza, eficiencia, pureza y placer de conducción, gracias a un motor atmosférico de cuatro litros y 510 CV.

Este auto no sólo fue el último derivado de la generación 991, sino que también se ha convertido en el último ejemplar de esta generación fabricado. Como su antepasado y referente, el Porsche 356 Nº 1 Roadster de 1948, este ejemplar se convertirá en embajador del Museo Porsche en Stuttgart.

 

Etiquetas
Motorweb Argentina

Motorweb Argentina

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario