En las últimas semanas, se incrementaron las denuncias sobre las estafas a compradores de autos ya sea 0km, usados o por plan de ahorro, a través de redes sociales. Algunos atribuyen el aumento de los casos a la pandemia, que potenció el comercio electrónico y, con él, los fraudes a personas con poca experiencia en medios virtuales. Debido a este panorama, las automotrices comenzaron a alertar a sus clientes sobre esta modalidad delictiva.

La maniobra parece calcada. Consiste en exponer autos de distintos modelos y marcas “con entrega inmediata” tras un adelanto de dinero y saldo hasta 36 cuotas. Pero nunca se efectúa la entrega del vehículo, que es vendido a varias personas. Hace unas semanas, cayó una banda por las mismas estafas en redes (ver nota).

Ante este situación, las marcas están comenzando a advertir sobre ese fraude. Volkswagen ya lo aclara en su web. FCA, a través de sus marcas Fiat y Jeep, también publicaron consejos de seguridad para alertar a sus clientes.  

La automotriz resaltó sobre “el cuidado de la información personal o financiera, que nunca debe facilitarse a través de llamadas, mensajes, Whatsapp o correos electrónicos”. Además, sugirió, “en caso de recibir llamadas, mensajes por Whatsapp o ser contactado a través de una red social para ofertas y promociones de productos, corroborar siempre su autenticidad contactándose a los medios de contacto oficiales”.

El último caso

Hace pocas horas, un hombre fue detenido acusado de integrar una banda de estafadores que simulaba tener una concesionaria de autos. La modalidad era simple. El supuesto vendedor ofrecía unidades por redes sociales. Pero nunca los entregaba.

La organización cometía las maniobras desde una casa quinta de la calle Constitución 720 de Merlo Centro, en el oeste del Gran Buenos Aires. Allí captaban a las víctimas y obtenían señas de 20.000 a 40.000 pesos para iniciar la supuesta compra que nunca se concretaba.


La investigación se inició con la denuncia de un damnificado ante la Fiscal 3 de Morón, Valeria Courtade. Daba cuenta de una de las de alrededor de 40 estafas detectadas, que mediante la red social Facebook, se habrían realizado desde la presunta concesionaria.

La banda estaría compuesta por unas 10 personas y reunía varios autos de alta gama. Los ponía en el lugar como exposición de una falsa venta para que las víctimas lo vieran y creyeran que se podía hacer la transacción con mucha facilidades.

“Siempre usaban los nombres de grandes automotrices para tener peso en sus maniobras. De esa forma, engañaban al comprador y fácilmente hacía el depósito de dinero para la adquisición de autos, lo que finalmente no ocurrirá”, agregaron los investigadores.

Cómo actuaban

Uno de los denunciantes había dado por un Chevrolet Prisma color blanco 2018 una seña de 20.000 pesos vía transferencia bancaria. Nunca lo recibió. Las estafas se concretaban a través de empresas fantasma que seducían a futuros compradores por redes sociales, sobre todo, Facebook. Aunque también por sitios de compra y venta, como Mercado Libre.

Uno de los estafados dijo que cayó a la red de los estafadores con la compra de su primer auto que nunca llegó a concretarse. Había entregado 40 mil pesos de seña para un auto de un valor de 400 mil pesos, pero que nunca lo entregaron.

El joven, que pidió mantener en reserva su nombre, agregó: “Me di cuenta cuando me daban muchas vueltas para la entrega y luego de saber que el auto que había comprado era vendido a otros. Parecía todo muy real pero son estafadores y delincuentes”.

Por su parte, FCA hizo hincapié en que Fiat Plan solo comercializa planes “exclusivamente a través de su red de concesionarios oficiales y que no se realizan llamados para venta directa desde ´Casa central´, ´Fiat fábrica´ ni directos de empleados. 

Con información de Télam

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta