Hoy no voy a reflexionar sobre nuestro mercado local,  si no a mostrarles este invento alemán, fruto probablemente de una interesantísima charla -imagino- after office y con una cerveza de por medio, entre empleados de Mercedes Benz: como medir efectivamente el avance de la tecnología diesel de los últimos años? Bueno, acá sigue el relato de lo ocurrido en Stuttgart.
Desde afuera se lo ve como un normal Mercedes 190E de los años 80, como tantos que siguen dando vuelta por el mundo aun en buen estado. Al apretar el acelerador del mismo, uno se daría cuenta que hay algo extraño en el. 
Equipado con el nuevo motor Blue EFFICIENCY diesel common-rail de 204cv de potencia, la respuesta de este 190D asombra y deja perplejo a cualquiera. Con un torque máximo de 500 Nm entre 1600 y 1800 rpm, este vehículo experimental tiene más del doble de torque del 190E de serie más potente que se construyó : el 190E 2.5-16 Evo II, presentado en 1990, y del cual solo se fabricaron 502 unidades para poder homologar la versión de carreras para el DTM (Campeonato Alemán de Turismo). Ese 190 Evo II tenía 245 Nm de torque disponible, todo un record para la época. Hoy esos valores los duplican los motores diesel que cualquiera puede comprar en un auto de calle….
Esta loca idea de ponerle un motor moderno a un auto de hace más de 20 años surgió en una charla informal en Mercedes, en la que se hablaba de los enormes progresos de la tecnología Diesel en los últimas décadas. Entonces alguien salió con la pregunta: “Cómo se podría medir el progreso del motor Diesel de modo tangible, dejando de lado el progreso que hubo también en el resto de los campos, desde la seguridad, hasta el confort, si consideramos el auto como un todo?”
El resultado es un auto preparado en la fabrica misma, pero de un modo muy diferente a lo imaginable: el 190 D Blue EFFICIENCY. Acelera de 0 a 100 en solo 6.2 Segundos y le saca 11.9 segundos de diferencia en aceleración al 190D stardard de la época, que era tan elogiado por su silencioso y eficiente motor Diesel de nueva generación alla por 1983. Un auto Diesel con motor standard acelerando como  un deportivo actual…
La diferencia entre estas generaciones de Diesel con aun más sorprendentes cuando hablamos de consumos.  Mas allá de la notable diferencia en potencia de 72cv -y 21 años de distancias tecnológicas entre motores comparados- el nuevo motor en el casco viejo consume solo 4.9 litros de gasoil cada 100km, contra los 7.3 litros del motor de 1988 ! esto representa una mejora de casi el 30%, sin siquiera tener en cuenta las menores emisiones de escape.
El “ambito de trabajo” no es un tema a despreciar tampoco : el 190 D es 385 Kilos más liviano que un el actual C250 CDi Blue EFFICIENCY, por ejemplo. Ademas del mayor espacio interior, el Clase C actual es 16 cm mas largo, 9 cm más ancho e incluso más alto que el viejo 190, esto más que nada debido a las constantes mejoras en términos de seguridad y confort.

En su momento,  y como todo Mercedes de ley, el  190 contaba con un nivel de seguridad activa y pasiva adelantadas para su época. Pero eso no es ni remotamente comparable al arsenal de elementos de seguridad con que cuenta hoy un cliente de un Mercedes C250 CDI : 7 airbags, incluyendo el de rodillas del conductor, la suspensión con control adaptativo de agilidad, y variados sistemas de asistencia dinámica como el ESP y el frenado adaptativo. Funciones que acrecientan el confort como los asientos multirregulables, o los espejos retrovisores calefaccionados y de regulación eléctrica también suman peso extra.
 un Clase C actual con motor CDi, el 190 «transplantado» y un 190 original
Un número de factores son los responsables de la increíble eficiencia de la actual clase C. La aerodinámica es una de ellas. En 1983, el 190 tenía un valor de penetración aerodinámica de 0.34, un record para la época. Hoy en día, la Clase C ostenta nuevamente un record para su segmento con un Cd de solo 0.27.
En las transmisiones también hay un avance considerable. Mientras que el  190 venia de serie con caja manual de 4 velocidades y opcionalmente de 5ta, el actual clase C ofrece caja de 6ta, con una serie de medidas que reducen la fricción. También el ventilador del radiador, la dirección asistida funcionan hoy en día mucho más eficientemente que hace 20 años.

Claramente los dispositivos de seguridad y los elementos de confort que requerimos a bordo de nuestros autos han  hecho que los mismos «engorden» y sea necesario mucho mas músculos para moverlos. Es un ejercicio valido, este trasplante de motores, para averiguar fehacientemente cuento ha recorrido la tecnología de motores Diesel en los últimos 20 años, y apreciar también cuanto han crecido nuestras necesidades para con un auto, en todos sus aspectos.
Disfruten de las fotos y aprecien el increíble estado del 190D de 1988, prácticamente una unidad de museo, por su estado y pulcritud.

PD : Se imaginan un desafío local, colocando un Motor Fiat MultiJet de 90cv dentro de un Fiat Uno de 1988? O un motor Peugeot HDi de 110 cv dentro de un 404? Sería muy divertido y las conclusiones disparatadas.

Christian Kleinberg

Por Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Deja una respuesta