La venta de autos en Argentina sumó un total de 991.969 unidades durante el primer semestre de 2022, de las cuales el 78,9% correspondieron a vehículos usados. Entre enero y junio pasado, esta última modalidad alcanzó la  782.505 transacciones. Es apenas un 0,01% más que en igual período del año anterior cuando se registraron 782.402, según un informe de la Cámara del Comercio Automotor (CCA). 

“Si bien el mercado está creciendo levemente con respecto al año pasado, todavía hay un potencial muy grande por delante vinculado a factores propios del contexto. Por ejemplo, la falta de productos a nivel mundial o la agudización a nivel doméstico por la inflación”, dijo el secretario general de la CCA, Alejandro Llamas.

El directivo sostuvo que esta situación no es homogénea entre los distintos modelos. Los vehículos de producción nacional y del Mercosur tienen un mayor nivel de preponderancia respecto a los provenientes de terceros mercados. “En el mercado se supone que, cuanto más apertura de productos existe, mayor competencia hay. Esto produciría un descenso de precios. Pero no siempre ocurre por un ‘delicado equilibrio’ vinculado a políticas de diseño empresarial”, sostuvo Lamas.

Argentina: boom de venta de autos usados

Ante esta circunstancia repercute en la decisión final de los potenciales compradores, que terminan optando por otro tipo de modelos, ya sea por falta de oferta o por demoras en las entregas. Esto determinó en gran parte la compra de usados, un mercado que también presenta limitaciones.

“Al seguir el faltante de determinado tipo de productos se empieza a agotar también el stock de los usados ´más nuevos´ porque este ingresa al mercado cambiándolo por un 0Km”, señaló. Y remarcó que en la Argentina, la principal preocupación a la hora de adquirir una unidad se centra no sólo en los precios sino también en el mantenimiento del vehículo.

El secretario general de la CCA finalizó: “Por un lado, tenemos que entender que la condición más importante que determina los precios está dado por el nivel de oferta y demanda. En paralelo, aparece la económica familiar. Es decir, cómo puede influir los costos de mantenimiento.

Por Federico Smith

Periodista y locutor. Actualmente, conduzco en Radio Del Plata, en R770 y hablo de autos los sábados en Radio con Vos. Editor en Motorweb.

Deja una respuesta