Seguramente ya conocés al Mustang Mach-E, el primer modelo 100% eléctrico de Ford a nivel global, que ha sido algo resistido debido a la denominación que la marca del óvalo le otorgó. El nombre Mustang está íntimamente ligado al músculo americano, y muchos no aceptan que un auto eléctrico sea un Mustang. Lo cierto es que a pesar de ello, el Mustang Mach-E comenzó a venderse en Noroega el mes pasado, y ya se convirtió en el líder absoluto del mercado.

El producto de Ford patentó un total de 1.384 unidades, es decir un nivel que en Argentina le hubiera alcanzado para colocarse tercero en el ranking general de patentamientos. Noruega cuenta con el mayor porcentaje de vehículos electrificados vendidos del mundo: un 60,4% de los autos 0km son híbridos o eléctricos.

Prueba de ello es que el segundo mejor vendido de aquel mercado durante el último mes fue el Toyota Rav 4 (híbrido) con 853 unidades, mientras que en el tercer puesto se ubicó el Skoda Enyaq (eléctrico), con 795 unidades. Más atrás el Volkswagen ID.4 (eléctrico) con 774 unidades, mientras que en el quinto puesto el Volvo XC 40 (híbrido o a combustión) anotó 736 unidades.

Lo que más sorprende en el mercado noruego es lo rápido que descendió en ventas el Tesla Model 3, producto que había logrado ser líder en ventas. Sin embargo, las grandes marcas han podido superar cómodamente a Tesla, que patentó 504 unidades. El Mustang Mach-E incluso lo hizo durante su primer mes completo a la venta.

¿Cómo es el Mustang Mach-E?

El Ford Mustang Mach-E se ofrece con diferentes configuraciones, contando con una carrocería SUV de grandes proporciones: mide 4,71 metros de largo, con 2,98 metros de distancia entre ejes, que lo posiciona prácticamente en el segmento D, o mediano grande.

En su estilo exterior denota una impronta deportiva, que lo emparenta al clásico modelo producido desde 1964. Dispone de una parrilla frontal prácticamente ciega, con una carrocería de cinco puertas, algo que nunca se ofreció en el deportivo americano. También tiene ópticas traseras compuestas por tres tiras verticales, una marca de estilo. El Mach-E Se produce en México (desde donde se importa a Europa) y también en China para consumo interno.

La versión menos potente se ofrece con tracción trasera, y desarrolla 290 caballos de fuerza, con una autonomía en el orden de los 480 kilómetros. En caso de ofrecer una batería más pequeña, la potencia se limita a 266 caballos.

La versión más potente ofrece tracción a las cuatro ruedas, entregando una potencia máxima de 465 caballos de fuerza. En este caso la aceleración de cero a cien km/h la logra en 4 segundo, mientras que con una batería de rango extendido, la autonomía declarada supera los 500 kilómetros.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta