P90141910_highRes copy

El Mini, el genial invento de Sir Alec Issigonis no solo revolucionó el mercado de los autos populares pequeños, si no que ademas fué muy exitoso en los Rallies. Esta semana se cumplen 50 años de su primera hazaña en el Rally de Montecarlo. Lee la historia y mirá el álbum de fotos históricas.Un pequeño auto y una gran victoria. Pasaron ya 50 años desde una de las victorias deportivas en el mundo del Rally. El 21 de Enero de 1964, un Mini Cooper S ganaba el Rally de Montecarlo por primera vez. La dupla de Patrick «Paddy» Hopkirk y el copiloto Henry Liddon, de Irlanda del Norte,  lograban la gran sorpresa del pequeño auto inglés que salía airoso frente a muchos competidores mas potentes. El autito inglés daba muestras de solvencia entre los caminos helados, llenos de nieve, curvas muy cerradas y trepadas empinadas, ganándose no solo un lugar en los libros del deporte motor, si no también la admiración y el cariño del publico. De hecho, el liderazgo del pequeño MINI en el Rally de Montecarlo siguió con los años con la dupla finlandesa de  Timo Mäkinen y Rauno Aaltonen, que obtuvieron otras dos victorias en 1965 y 1967.

P90141918_highRes copy

Hoy, con sus 80 años años Paddy Hopkirk aun se emociona cuando recuerda las cualidades del pequeño Mini en la montaña . «Si bien el  Mini Cooper era solo auto familiar muy compacto, tenia un montón de ventajas. Su tracción delantera y el motor delantero montado transversalmente, sumado al tamaño reducido en caminos de montaña angostos y muy complicados, dieron gran resultado. EL auto hacia todo bien y tuvimos mucho suerte siempre en el momento justo en el lugar indicado.»

Fue en la legendaria «noche de los cuchillos largos», la penúltima etapa del Montecarlo, que colocó Al Mini Cooper S, con la famosa patente 33 EJB, en situación para que fuera el ganador de 1964. Hopkirk cruzó la meta solo 17 segundos antes que su principal adversario, Bo Ljungfeldt, que corría en un mucho mas potente Ford Falcon con motor V8. La formula de penalizaciones de aquella época, diseñada para empatar las diferencias de potencia y peso de varios autos, significó que el Mini llevara la delantera en las principales etapas. Y Hopkirk defendió as su ventaja en los sprints a través de las calles de Montecarlo, lo cual le terminó de dar la victoria. Ya en el podio, recibió el apoyo del publico junto a sus compañeros de equipo. El cuarto puesto de Timo Makinen y el séptimo para Rauno Aaltonen, fueron el sello de la victoria para el Mini Cooper S y comenzaron la época de los llamados «Tres Mosqueteros» en el Rally de Montecarlo.

P90141933_highRes

La victoria del clásico Mini fue celebrada con gran entusiasmo en la nativa Gran Bretaña. Hopkirk recibió un telegrama de felicitaciones por parte del gobierno británico y hasta Los Beatles se sumaron al aplauso. Pady recuerda que recibió un telegrama de Los Beatles que decía «Eres uno de los nuestros ahora, Paddy», acompañado por una foto de los cuatro autografiada. «Es un gran recuerdo hoy día», sigue Pady Hopkirk orgulloso.

El triunfo del Clásico Mini en Montecarlo fue toda una sensación entre los fanáticos del Rally en todo el mundo. Pero no fue una victoria que surgió de la nada: el pequeño auto desarrollado por Sir Alec Issigonis, en ese entonces Director Técnico en la British Motor Corporation, poseía un talento inherente para el deporte motor. La primera persona en percibir esta cualidad fue John Cooper. El diseñador de autos deportivos fue la verdadera fuerza motriz detrás de la realización de una versión mas potente del Mini. El Mini tenía solo 34cv de potencia cuando salió al mercado, pero su tracción delantera, bajo peso,  y la distribución de su chasis, con las ruedas bien ubicadas en los extremos, lo hacían un auto muy ágil como para seguir desarrollándolo deportivamente, tanto para pista como para rallies.

P90141914_highRes copy

En 1960 grandes personajes del automovilismo como Graham Hill, Jack Brabham y Jim Clark fueron vistos probando las habilidades dinámicas del pequeño Mini preparado por John  Cooper en el circuito de Silverstone. Sin embargo, el Mini se sentía mucho mas a gusto en el Rally. Patt Moss, hermana del gran piloto Stirling Moss, condujo un Mini Cooper a la victoria en el Rally de los los Tulipanes y en el de Baden Baden en 1962. Y al año siguiente, el Mini ya estaba listo para salir al ruedo en el rally de Monte Carlo. 

Christian Kleinberg

Por Christian Kleinberg

Periodista y Arquitecto, escribo en Motorweb Argentina desde el 2009, año en que cree este sitio. Me fascinan los autos y todas sus derivaciones con 2, 4 o 6 ruedas. Soy de Buenos Aires, pero tambien viví en otros lugares del planeta. Entusiasta de los viajes, de los autitos en escala, de los clásicos y del buen diseño.

Deja una respuesta