La firma americana ya comercializa tanto en Estados Unidos como en Europa la gama híbrida del mítico Wrangler. Bajo la denominación 4xe, Jeep ya ofrecía diversos modelos, como Compass y Renegade en Europa bajo esta misma denominación. Ahora le toca el turno a la quinta generación de uno de los vehículos más legendarios de la industria automotriz mundial, el Wrangler, que estrenó su variante híbrida enchufable. 

El Jeep Wrangler 4xe se diferencia del resto de la gama exteriormente por contar con exclusivos detalles tanto externos como internos en «Azul eléctrico» para diferenciarlo de la oferta convencional. Pero el gran agregado del Wrangler 4xe está en el sistema propulsión híbrido-enchufable, que le permiten recorrer hasta 50 kilómetros en modo 100% eléctrico, según datos de la marca. 

¿Cómo es el Wrangler 4xe?

El Wrangler 4xe está equipado con un motor de combustión de cuatro cilindros en línea y dos litros, con turbo, capaz de producir 270 caballos de fuerza. Combinado al tren motriz híbrido, en conjunto pueden desarrollar una potencia de 380 caballos, con 637 nm de torque. Esto le permite acelerar de cero a cien km/h en tan solo 6,4 segundos. 

El Wrangler 4xe está equipado con dos generadores, junto a un paquete de baterías de alto voltaje (400 V). A su vez se mantiene la transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades. La disponibilidad instantánea de par y el rendimiento, prometido por la combinación del motor turbo naftero y el tren motriz eléctrico, optimizan aún más las prestaciones todoterreno.

De hecho, ofrece tracción a las cuatro ruedas en modo totalmente eléctrico, pudiendo avanzar en terrenos complicados con el motor de combustión completamente apagado. Dependiendo de la versión, ofrece dos sistemas avanzados de tracción Selec-Trac o Rock-Trac, el último reservado para la versión Rubicon. A su conserva los ejes Dana, diferencial autoblocante Trac-Lock y desconexión electrónica de la barra estabilizadora delantera (Rubicon). 

Jeep Wrangler 4xe: la electrificación ha llegado

Desde Jeep aseguran que el consumo de combustible es de aproximadamente 3,5 litros cada 100 kilómetros en modo híbrido, con unas emisiones de CO2 inferiores a casi un 70% respecto a la versión naftera: estos datos de acuerdo al ciclo WLTP vigente en Europa, donde ya fue homologado. 

Tanto en Estados Unidos, como en Europa, el Wrangler 4xe se ofrece en tres configuraciones. En ambos casos se ofrece bajo versiones Sahara 4xe y Rubicon 4xe. La variante tope de gama en Estados Unidos se denomina High Altitude 4xe, mientras que en Europa llega bajo la denominación 80th Anniversary. Debido a su configuración híbrida-enchufable, por el momento no se prevé la llegada de esta variante del Wrangler a la Argentina. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta