El más compacto SUV de Toyota ya es una realidad en algunos mercados de Europa. Miembro de la familia Yaris disponible en otros mercados, que no es similar al modelo que se vende en Argentina (ver nota), el Yaris Cross está construido sobre la nueva plataforma GA-B de Toyota. También comparte el concepto de diseño y formato compacto, con características propias de un SUV chico. 

Con el Yaris Cross, Toyota ha producido un auténtico SUV en una escala más pequeña, brindando a los clientes la posición de conducción más alta, junto a la practicidad y el espacio interior que desean en un automóvil con dimensiones compactas que lo hacen adecuado para la conducción urbana. El Toyota Yaris Cross tiene una distancia entre ejes de 2,56 metros, aunque resulta 24 centímetros más largo que un Yaris convencional.

Desde Toyota anunciaron que conocen que el diseño es el principal motivo de compra en el segmento B-SUV, motivo por el que pusieron manos a la obra en el Yaris Cross. “Desde los inicios del concepto de diseño, teníamos en mente al cliente europeo, pero necesitábamos conocerlo mejor. Así que salimos y entrevistamos a clientes reales para comprender su estilo de vida, qué les gustaba, cuáles eran sus actividades diarias y cómo se divertían”.

Los secretos del nuevo Toyota Yaris Cross

Trompa alta y guardabarros anchos fueron las claves para el desarrollo de este nuevo producto, que se agrega a una paleta de colores atractiva, con cierto toque deportivo. Las unidades destinadas a Europa s producidas en Francia.

 

A pesar de sus dimensiones compactas, no falla en materia de equipamiento. Por ejemplo cuenta con portón trasero eléctrico, junto al piso modular. El asiento trasero se rebate en 40:20:40 para equilibrar el espacio del pasajero trasero con las necesidades de carga, garantizando buenas aptitudes para la familia.

¿Cómo es el nuevo B-SUV europeo de Toyota?

Pero además de una altura de conducción elevada, el Yaris Cross ofrece la disponibilidad de la tracción integral inteligente AWD-i refuerzan sus auténticas credenciales de SUV, basada en el sistema de propulsión híbrido. En este caso los Yaris hacen debutar el sistema híbrido 1.5 litros de Toyota, ya que hasta ahora eran conocidos con motor de 1.8, 2.0 y 2.5 litros, utilizados por modelos como el Corolla, C-HR y RAV4.

Portando un nuevo motor naftero de ciclo Atkinson de tres cilindros y 1,5 litros, el nuevo sistema híbrido tiene una potencia máxima combinada de 116 CV, que según Toyota se trabajó particularmente en la entrega de potencia, lo que hace que el sistema sea muy sensible a la conducción. 

A su vez cuenta con sistema de tracción integral inteligente. En este caso envía par motor al eje trasero al arrancar y al acelerar. En conducción normal, el Toyota Yaris Cross funciona con tracción delantera, pero cuando se detectan condiciones de bajo agarre, la tracción total se activa automáticamente, enviando fuerza proveniente del motor eléctrico. Esto puede ser, por ejemplo, sobre adoquines mojados, bajo una lluvia intensa, sobre nieve húmeda o compacta, o sobre arena.

¿Lo tendremos en Argentina? Todo indica que Toyota está trabajando al respecto, aunque el diseño de la versión regional no sería precisamente idéntico. Por el momento deberemos esperar. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta