Debido al aumento del tránsito, el Gobierno porteño inició una campaña para desalentar el uso del auto particular. Es ante la preocupación por el marcado crecimiento que tuvo en 2020 este tipo de movilidad por la pandemia: considera que, de seguir así, podría generar futuros congestionamientos. Para eso, propone la utilización de la bicicleta y el retorno al transporte público.

La decisión surgió tras un informe elaborado por la Secretaría de Transporte y Obras de la Ciudad, donde se analizó la forma en que se movilizaron las personas durante el año pasado. Allí, mostró una suba en los viajes realizados en autos particulares con origen y destino dentro del distrito porteño: pasó del 22% en 2019 al 36% en 2020.

El relevamiento indicó que durante las etapas de las distintas cuarentenas la cantidad de movimientos dentro de la ciudad se redujo a la mitad. Entre los principales medios que bajaron la cantidad de traslados se destaca el transporte público. Es que los colectivos, los trenes y subtes eran de uso exclusivo para los trabajadores esenciales.

No obstante, la restricción quedó sin vigencia en los últimos días de agosto pasado, cuando se abrió su utilización a todo tipo de pasajeros. Allí subió la cantidad de pasajeros pero no se redujo el tránsito. 

En la prepandemia, el transporte público representaba el 50% del total de viajes. En 2020, disminuyó al 29%. Pero las últimas semanas, los colectivos registraron el 73%, el subte 33% y los trenes poco más de la mitad, un 53%. 

“Uno de los desafíos de cara a la salida de la pandemia es recuperar la confianza en el transporte público”, afirmó Juan José Méndez. Méndez es secretario de Transporte y Obras Públicas porteño y precisó que eso será “cuando sea seguro y con los protocolos correspondientes”.

Con más transito, volvieron las multas y las grúas 

El regreso al transporte público, además, es la respuesta a la problemática de un tránsito colapsado que podría ocurrir frente al ascenso en la cantidad de viajes particulares. En ese contexto, el 2 de agosto pasado, el primer día hábil luego de las vacaciones de invierno, volvieron las reglas habituales de estacionamiento que incluyó el regreso de las multas y el acarreo de autos.


“Hay muchas razones para desalentar al uso de los autos, entre ellas, los costos del combustible, del peaje y del estacionamiento. También la propia congestión del tránsito”, dijo el funcionario. Otro de las opciones para reemplazar al auto será la bicicleta, cuyo utilización subió durante la pandemia de 320 mil viajes diarios en 2019 a 405 mil viajes diarios en 2020.

Por Federico Smith

Soy periodista y locutor. Desde 1997, pasé por diversos medios. Actualmente, conduzco de 5 a 6 en Radio Del Plata (AM 1030), y hablo de autos los sábados de 10 a 12 en Radio con Vos (FM 89.9). Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta