Toyota Argentina lanzó al mercado local la versión más picante del Yaris, desarrollada por Gazoo Racing (GR) e importada directamente desde Japón. A diferencia del Yaris que conocemos en Argentina (ver lanzamiento) desarrollado en Tailandia, este modelo fue concebido específicamente sobre el Yaris reservado para los mercados mundiales más importantes del planeta, y en este caso en particular para ser homologado en el WRC (World Rally Championship). 

El GR Yaris está construido sobre una plataforma única, que combina la parte delantera de la plataforma GA-B de Toyota, y la parte trasera adaptada de la plataforma GA-C empleada en Corolla y C-HR. Para conseguir el mejor rendimiento aerodinámico posible, la carrocería en sí misma es específica. Presenta una línea de techo más baja, con un aspecto concreto de diseño que busca dirigir el viento hacia el alerón trasero, para generar una mayor carga aerodinámica.

Como sucede con los vehículos de competición, la forma de la parte inferior de la carrocería canaliza de forma eficiente el flujo de aire hacia los laterales. Además para su mejor rendimiento se limitó el peso máximo, algo que se refleja en el uso de paneles de aluminio y de un techo de fibra de carbono laminada y forjada. El peso total es de 1.280 kilos. 

El Toyota GR Yaris está en Argentina

Mecánicamente monta un nuevo motor de 1.6 litros y tres cilindros con turbocompresor, que desarrolla 261 caballos de fuerza y 360 Nm de torque. Gracias a ello acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, con una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 230 km/h. Emplea una transmisión manual de seis velocidades.

En sus entrañas, el motor de 1.618 cm³ y 12 válvulas cumple la normativa Rally 2 del WRC, conocida previamente como R5. A su vez dispone de inyección doble (D4-S), directa e indirecta, a alta presión, que funciona a una presión específica para conseguir una pulverización más precisa. También cuenta con bielas y pistones de bajo peso, mientras que el bloque cuenta con tecnología antifricción. 

Otro detalle es que emplea el sistema GR-FOUR, de tracción total. Se trata de un desarrollo específico para el GR Yaris, con tracción integral permanente, de funcionamiento muy sencillo en cuanto al diseño y ligero en términos de peso, comparado con los sistemas alternativos de acoplamiento doble o diferencial central. Está controlado electrónicamente y dispone de tres modos de conducción, que el conductor puede seleccionar en función de sus preferencias. Se utilizan relaciones de transmisión ligeramente distintas entre el diferencial delantero y el trasero, lo que permite enviar un mayor reparte de tracción hacia las ruedas traseras.

Manejo: los detalles del Yaris desarrollado por Gazoo Racing

Las opciones son tres: modo Track, con un reparto 50:50, adecuado para una conducción rápida en cualquier condición, desde tierra seca hasta nieve. En el modo Sport, dispone de un reparto 30:70, para priorizar la tracción en el eje posterior, mientras que en Normal, se aferra a un reparto 60:40, perfecto para un mejor rendimiento en uso cotidiano. Este último es el modo predeterminado cada vez que se pone en marcha el nuevo GR Yaris. La caja de transferencia está fabricada en aluminio, mismo material que se utiliza también para el diferencial trasero.

La ECU (unidad de control electrónico) del sistema controla la distribución del torque en función de las condiciones de la conducción, según los datos recopilados, como velocidad, aceleración, freno y dirección. El control electrónico del embrague multidisco utiliza información sobre la velocidad de las ruedas y los sensores, así como el sensor de temperatura del embrague.

Si bien el tren delantero conserva el esquema McPherson, la nueva plataforma derivada del concepto TNGA GA-C ha hecho posible diseñar un sistema específico de suspensión trasera independiente, adaptado a la tracción GR Four. El diseño recurre a una configuración de doble parrilla. En ambos trenes de rodaje se priorizaron componentes de bajo peso y mayor rigidez. Estéticamente monta llantas BBS de aluminio forjado de 18 pulgadas en color negro, frenos de alto rendimiento y dirección de tacto deportivo. 

Por dentro: los detalles del GR Yaris

El diseño del habitáculo refleja claramente su rendimiento y comportamiento deportivo, en particular en torno al espacio del conductor. El tablero de instrumentos ofrece un display de información de 4,2 pulgadas, que incorpora un indicador de tracción total con información de la distribución del torque y del modo seleccionado en el sistema de tracción, así como un monitor de presión del turbocompresor del motor o temperatura de aceite.  

La palanca de cambios tiene una posición elevada en la consola central, lo que permite que este cerca del volante, para que el conductor pueda realizar los cambios rápidamente. El GR Yaris dispone de freno de mano manual, que desacopla totalmente el eje trasero al accionarlo. Además cuenta con butacas deportivas, y tapizado en símil cuero. En materia de seguridad el GR Yaris adopta el paquete de asistencias Toyota Safety Sense, que se asocia a seis airbags, control de estabilidad y luces con tecnología LED, entre otros. 

Toyota importó a la Argentina 300 unidades del GR Yaris, modelo que se convertirá rápidamente en un clásico contemporáneo. Por sus características se trata de un producto único disponible actualmente en nuestro mercado, y probablemente sea uno de los últimos hot hatches comercializados con tal nivel de prestaciones deportivas, al menos con motor de combustión interna. 

Precio

GR Yaris u$s 54.400

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta