Peugeot lanzó al mercado local las nuevas configuraciones GT y GT-Line del 208. Llegan como complemento de gama de las versiones producidas en Argentina, en este caso, importados desde Eslovaquia, con motor 1.2 turbo de 130 CV y transmisión automática de seis velocidades. 

Las dos variantes disponibles cuentan con muy pocas diferencias entre sí. Se trata más que nada de pequeños detalles de configuración interior y equipamiento. Están disponible en tres colores: Blanco Perlado, Rojo Metalizado y el imponente Amarillo Faro (fotos).

Inicialmente, estarán disponibles a partir del próximo 10 de mayo a través de la plataforma de e-commerce de la marca (entrar aquí). Alcanzados por los impuestos internos, se venden desde $ 4.455.000, es decir, que acceder al motor turbo cuesta dos millones por encima del Feline producido en El Palomar. 

El Peugeot 208 GT ya está en Argentina 

En materia estética, los Peugeot 208 GT se destacan por contar con pasos de rueda en color negro brillante, detalle que le imprime al diseño una personalización destacada. Se complementa con marcos de ventanilla al mismo tono y llantas de aleación exclusivas de 17 pulgadas. 

En el frontal se advierte una grilla exclusiva, con una definición interna que añade mayor deportividad. Asimismo en el remate posterior se destaca el alerón trasero en color negro, junto a la zona inferior del paragolpes específica, también de color negro brillante y contrastada por la doble salida de escape cromada. 

La siglas GT aparecen tanto en los guardabarros traseros, sobre el pilar C, como en el portón. Tanto las luces delanteras, como las traseras cuentan con tecnología LED. En el habitáculo, se destaca el tapizado de techo en color negro, junto a butacas deportivas. 

¿Qué trae de diferente el nuevo 208 GT?

Entre las diferencias de equipamiento, con respecto a la versión Feline nacional, podemos mencionar la iluminación interior ambiental LED de 8 colores, junto a una nueva pantalla táctil de 10″, que mantiene la tecnología de Android Auto y Apple Carplay vista en el modelo local. 

La llegada del motor turbo le pone algo de picante a la gama 208. En este caso, se trata del conocido 1.2 Puretech EB2 de 130 CV, que entrega un torque máximo de 230 NM a partir de 1.750 vueltas, unido a una transmisión automática de seis velocidades. En Europa esta misma variante viene con transmisión de ocho marchas. 

La dotación de seguridad se anota como una de las mejores del segmento, aunque está a la par de las versiones Feline locales. Cuenta con seis airbags, control de estabilidad ESP y los diferentes modos de conducción, identificados como ADAS.

Entre ellos, podemos mencionar la alerta de riesgo de colisión frontal, que se complementa con el sistema autónomo de frenado de emergencia. También dispone de lector de señales de velocidad, alerta de cansancio, asistente de mantenimiento de carril, luces altas con encendido automático y cámara de visión trasera con ángulo de 180°.

Las dos versiones disponibles, GT y GT-Line, se diferencian entre sí por mínimos detalles de configuración. Por ejemplo el GT agrega por sobre el GT-Line sensor de ángulo muerto pasivo, puertos USB en las plazas traseras, freno de mano eléctrico, apoya brazos en consola central y alarma volumétrica.

Precios

208 GT-Line $4.454.627

208 GT $ 4.462.545

Garantía: 3 años o 100.000 kilómetros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta