Hace unos meses te mostramos en detalle al nuevo Porsche 911 GT3 de la actual generación (ver nota), conocida como 992. La sigla GT3 se conoce dentro de la gama 911 desde 1999, cuando apareció la primera serie de este modelo, pensado para un uso prácticamente de circuito. En aquel entonces, Porsche lo promocionaba con el hito de haber bajado los ocho minutos para la vuelta, en el místico Nordschleife, en Nürburgring. Con el paso de los años y las generaciones, el Porsche 911 GT3 ganó mucho, sin perder prácticamente nada de aquel espíritu.

La versión actual, develada este mismo año por la casa de Stuttgart, conserva un motor Bóxer aspirado, capaz de girar a altas revoluciones, y disponible con transmisión manual. Pero a la vez ostenta diversas soluciones, propias de un auto de carrera, para lograr el cometido de ser un producto de lo más purasangre disponible en el mundo entero. Aquí algunas de sus características sobresalientes.

Aerodinámica: una de las claves

Con el 911 GT3 992, Porsche por primera vez montó un alerón trasero suspendido, tal como los que usan en los autos de carrera. Su perfil en forma de cuello de cisne es semejante al de los 911 RSR, con especificación de pista. Dado que dos soportes de aluminio el alerón desde arriba, el aire pasa limpiamente por la parte inferior, algo que lo hace más sensible desde el punto de vista aerodinámico. 

Este diseño no solo aumenta la carga aerodinámica, junto con otras muchas medidas, sino que también genera una sustentación negativa bien equilibrada. «Desarrollamos la aerodinámica del nuevo 911 GT3 en unas 700 simulaciones. Dedicamos más de 160 horas a la puesta a punto del auto en el túnel de viento», dijo el ingeniero de aerodinámica Mathias Roll. El ángulo de ataque del nuevo alerón trasero puede ser ajustado en cuatro posiciones diferentes. Por lo tanto, el difusor delantero también tiene cuatro posiciones de ajuste para equilibrar el rendimiento aerodinámico del auto.

Porsche 911 GT3 992: su corazón de oro



Las pruebas en banco durante el desarrollo del motor atmosférico de 4 litros de alta rotación requirieron mucho más tiempo de desarrollo. De acuerdo a lo informado por el fabricante, el motor del nuevo GT3 funcionó durante más de 22.000 horas en el banco de pruebas. Durante las mismas, se simularon repetidamente los perfiles típicos de los circuitos, haciendo funcionar el propulsor a pleno rendimiento durante una proporción muy elevada de tiempo.

El motor, que responde rápidamente al acelerador, está basado en el de competición del 911 GT3 R y también es utilizado, prácticamente sin cambios, en el 911 GT3 Cup. Entrega un total 510 CV (375 kW), generando 10 CV más que el anterior GT3. Lo más sorprendente, es que entrega su potencia máxima a 8.400 revoluciones, pero el limitador electrónico recién interrumpe la subida de régimen a 9.000 vueltas. El par máximo fue incrementado de 460 a 470 Nm.



Al igual que en competición, el accionamiento preciso de las válvulas en regímenes altos se realiza mediante balancines rígidos. Emplea una evolución del sistema VarioCam, de apertura variable de válvulas, que garantiza un control del árbol de levas que se adapta con precisión al régimen y a la carga del motor. El cigüeñal presenta apoyos de gran diámetro, con generosos cojinetes de biela para garantizar durabilidad. A su vez las camisas de cilindro presentan tratamiento superficial de plasma, lo que garantiza menores pérdidas por fricción, reduciendo también el desgaste. 

911 GT3: ¿Un deportivo de ensueño?

Las elevadas fuerzas de aceleración longitudinal y lateral que genera el nuevo 911 GT3 en la pista hacen especialmente importante el suministro de lubricante. Al igual que en los autos de carrera, la lubricación del 911 GT3 es mediante un sistema de cárter seco, con depósito separado. Desde Porsche aseguran que el motor difiere esencialmente en dos componentes frente al empleado en el auto de carrera: el sistema de escape y la ECU.

Estos son algunos de los principales motivos por los que el 911 GT3 entrega características prácticamente únicas para nuestros días. ¿Será uno de los últimos deportivos de culto?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta