En las últimas horas, YPF volvió a aumentar el precio de sus combustibles: llenar el tanque ahora sale al menos 4 mil pesos. Eso es tomando en cuenta la super más barata de un auto promedio.

Es el cuarto aumento en lo que va de 2021 que acumula 11%, aunque esta vez fue de “solo” 1,2% promedio. Es decir, un peso más tomando como base la nafta super en las estaciones de ciudad de Buenos Aires. En el conurbano y el interior los precios son aún más elevados.

Pero hay más. El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la Argentina (Cecha), Guillermo Lego, advirtió que hay subas programadas hasta mayo: “de aquí a ese mes los combustibles subirán de 5 a 6%”. En septiembre, cuando aún no llegaba a los 60 pesos en CABA, te contábamos que el precio que pretendían era de 78$ (ver nota). 

Según la información oficial, “las estaciones de servicio del interior del país subieron los precios de algunas de sus naftas y gasoil, y bajaron los de otras este último fin de semana”. Fue como parte de un “reordenamiento” por el último aumento dispuesto a principio de mes y para achicar la brecha de precios entre las capitales y el interior de algunas provincias, informaron fuentes de la petrolera YPF.

En ese sentido, aclararon que si bien subieron algunos precios, YPF “no implementó un aumento general”, ya que también hubo bajas en algunas regiones. Y en otras, como los corredores Norte y General Paz de la ciudad de Buenos Aires, “no hubo ninguna variación”.

Achicar la brecha

“Las modificaciones, tanto a la suba como a la baja que se reflejaron en el día de hoy responden a un reordenamiento del último aumento. Busca achicar la brecha de precios con la competencia y reducir la diferencia entre capitales e interiores de algunas provincias”, aseguraron desde YPF.

Al mismo tiempo, la empresa argumentó que “como consecuencia de haber aumentado menos los precios que la competencia durante el año, se generó una presión de demanda que se busca corregir achicando brecha”. Ademas, “se bajaron precios en los productos en donde la brecha entre las ciudades del interior y la capital de provincia era mayor al 2%”, explicaron.

“Las empresas dicen que tienen que recomponer sus costos. Pero también aumentó el barril de crudo y ahí las petroleras aumentan”, expresó Lego. “Al tipo de cambio oficial, un barril salía $ 4.300. Ahora sale $ 5.400. Entonces, las petroleras dicen: aumenta la materia prima y hay que subir los precios en surtidores”, argumentó el empresario.

Llenar el tanque, un lujo

Con el incremento del fin de semana ya son dos los ajustes que se aplicaron sólo en lo que va de febrero y cinco en el año. Pero en esta ocasión la suba sólo se registra en algunas localidades, como Córdoba, Mendoza y Entre Ríos. También en Ciudad de Buenos Aires.

El incremento anterior se había aplicado el 2 de febrero. Fue de entre 1% y 1,9%, e involucró a todas las petroleras que operan en el mercado local. Aquel ajuste estuvo motivado por las subas en los precios del bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar y de maíz y del biodiesel, que autorizó la Secretaría de Energía.

También se aguarda para mediados del mes que viene otro aumento del impuesto a los combustibles líquidos. Ese nuevo incremento ya fue autorizado por el Gobierno nacional. Llenar el tanque es cada vez un lujo más de los argentinos.

Con información de Télam

Federico Smith

Por Federico Smith

Soy periodista y locutor. Desde 1997, pasé por diversos medios. Actualmente, conduzco de 5 a 6 en Radio Del Plata (AM 1030), y hablo de autos los sábados de 10 a 12 en Radio con Vos (FM 89.9). Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta