Como sabrás Lincoln es históricamente la marca de lujo de Ford en Estados Unidos, y si bien tuvo momentos de muy buenos beneficios, durante las últimas décadas también sufrió diferentes embates, con reducidos volúmenes de ventas. Sin embargo desde que la firma apostó por los SUVs y puso a China como una de sus referencias, se recitalizó. 

Recientemente Lincoln presentó una renovación de uno de sus modelos más aceptados, el Nautilus. Se trata de un SUV basado en la plataforma del Ford Edge (que no conocemos en Argentina) y que ha resultado con muy buenas ventas en China, sitio donde se fabrica en conjunto a la planta de Oakville, en Ontario.

Lincoln y el impulso generado por China

Joy Falotico, presidente de Lincoln Motor Company, anunció: «Las ventas globales de Lincoln aumentaron un 17 por ciento con respecto a 2019 durante el tercer trimestre, y también logramos nuestro mejor octubre en 34 años». 

En Estados Unidos Las ventas minoristas de Lincoln volvieron a registrar grandes ganancias en el tercer trimestre de 2020, con un aumento del 5,8 por ciento, registrando 22.591 vehículos durante el mes pasado. 

De todas formas, en China es donde Lincoln pone énfasis, afianzando su crecimiento debido a la gran aceptación dentro del segmento de autos de lujo. Allí los cromados y la ostentación provista por los modelos de la marca son muy aceptados. 

Nuevo Lincoln Nautilus 2021

Con un renovado diseño frontal, en el que se destaca una nueva grilla y ópticas con respecto al modelo saliente, el nuevo Nautilus se destaca a su vez por la incorporación de mayor tecnología interior. 

El Renovado SUV estrena el sistema Sync4, que promete mayor simplicidad y conectividad en la pantalla de la consola central horizontal de 13.2 pulgadas. El sistema a su vez agrega la tecnología «Phone As A Key», que permite a los clientes encender y conducir su Lincoln usando su teléfono smartphone, sin necesidad de una llave tradicional.

Mecánicamente ofrece dos opciones, el más potente es un V6 biturbo de 2.7 litros, que entrega 335 caballos de fuerza. Como opción de entrada se ofrece un cuatro cilindros turboalimentado de 2 litros, que produce 250 caballos de fuerza. Tecnológicamente también agrega los dispositivos de conducción semi autónoma, para garantizar control y seguridad. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta