Durante la semana pasada, nos enteramos del fallecimiento de Jorge Ferreyra Basso, un histórico personaje dentro de la industria automotriz argentina, que si bien muchos lo conocen por sus últimos años como artista plástico, lo cierto es que previamente trabajó y diseñó autos muy importantes para la industria local, entre ellos, la Coupé Chevy Serie 2.

Gran parte de la carrera de Jorge fue afianzada en General Motors Argentina, donde trabajó a partir de 1968. Antes se había encargado de diseñar autos de Turismo Carretera. Sin embargo, desde su ingreso a GM algunas cosas cambiaron. 

Para empezar, con su arribo la firma creó un centro de diseño nacional, un año antes de la llegada del Chevy de Chevrolet, que ya estaba en fase de desarrollo. Pero, sin dudas, el lanzamiento de la Coupe Chevy en 1970 marcó un antes y un después en la oferta local de la casa americana. 

El nacimiento de la Chevy Serie 2

La primera serie de la Coupé Chevy se ofreció inicialmente en versión SS, una versión que no fue todo lo exitosa que en principio se esperaba debido a su impronta de lujo. Ante ello, la idea fue producir una versión especial de la Coupé, a la que el propio diseñador bautizó como Serie 2.

La Coupé Serie 2 no disponía de mayores diferencias mecánicas con respecto a la SS, aunque la mayor de ellas era la incorporación de un carburador de dos bocas, que le hacían rendir 170 caballos de fuerza al motor de 4.1 litros. De ahí en más, el motor fue batizado como «250 Plus».

La elección de los colores para la Serie 2 debía ser llamativa y, por ese motivo, se optó por incorporar nuevos tonos a la oferta, entre ellos, el Verde Tempestad (verde fluor), Amarillo Daytona (tomado de los techos de los taxis de Buenos Aires) o el Naranja Salvaje (basado en el color empleado en los autos de la compañía estatal Segba).

Adiós a Jorge Ferreyra Basso

Jorge Ferreyra Basso se dedicó durante sus últimos años al arte. Aquí plasmando un Mustang.

Con el correr de los años, y hasta 1978, la Coupé Chevy Serie 2 fue variando sus colores, como también el diseño de sus franjas laterales, que eran incluso pintadas fuera de fábrica, una vez que el auto estaba terminado en su totalidad. 

En 1978, General Motors Argentina optó por retirarse del país, pero Jorge Ferreyra Basso continuó trabajando para el grupo, inicialmente, en Alemania (Opel) y luego para otras marcas de GM en Estados Unidos. Desde aquí, nuestro recuerdo. 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta