Tras más de seis décadas, Aston Martin regresará a la F1 en 2021, de tal manera que será una de las marcas más visibles dentro de la categoría reina. ¿Cómo lo hará? Además de competir en la pista, alternará en algunos escenarios con Mercedes-Benz el privilegio de proveerle a la categoría el Pace Car, o Auto de Seguridad. El modelo elegido es un Vantage, que ha sufrido algunas modificaciones para adecuarlo a las exigencias, lo que influyó a crear una edición limitada.

Liderar el pelotón de la máxima categoría, aunque sea en una vuelta previa conlleva a que un superdeportivo de producción vaya al máximo de sus capacidades. Es que la velocidad de curva de los monoplazas es imponente, algo que un vehículo de serie no puede lograr. En cada curva, mientras un F1 va prácticamente paseando, el auto de producción tendrá que ir un poco más allá del límite.

Aston Martin Vantage: F1 Edition

Por eso, tanto Mercedes-Benz como ahora Aston Martin deben adaptar a los Autos de Seguridad que acompañan al gran circo de la Fórmula 1, y ante ello la marca inglesa ya le encontró provecho comercial. Creó el Vantage F1 Edition, una edición limitada que lo hace más rápido dentro del circuito, y más exclusivo para la calle. 

Para empezar en el motor V8 biturbo de 4 litros se aumentó la potencia en 25 CV, llegando a los 535 caballos. El par máximo se mantuvo en 685 Nm, pero en este caso el pico se mantiene durante más tiempo, para aprovechar mejor la potencia. Esto ha sido mejorado aún más con el trabajo en la transmisión automática de 8 velocidades, provista con un convertidor de par optimizado, que reduce los tiempos de cambio y aumenta la sensación de contundencia y precisión.

Pasando al chasis, el enfoque del equipo se centró en la suspensión y la dirección, con modificaciones para aumentar la rigidez estructural delantera y mejorar aún más la sensación y la respuesta de la dirección. A su vez los componentes internos de los amortiguadores fueron endurecidos para un mejor rango de fuerza efectiva.

El chasis también se beneficia de una mayor tasa de resortes trasero, reduciendo el rolido para ayudar a doblar, optimizando la tracción, y garantizando que la parte trasera complemente la tasa de respuesta de la parte delantera. Con las mejoras en el chasis, la atención se centró en las ruedas y los neumáticos, aumentando en una pulgada el diámetro: llegando a las 21 pulgadas.

Un Aston Martin Vantage pensado para la F1

Completando las mejoras de rendimiento del Aston Martin Vantage F1 Edition se encuentra un completo kit aerodinámico. El nuevo equipo ofrece una fuerza aerodinámica delantera y trasera positiva, con un total de 200 kilos más de carga aerodinámica que el Vantage convencional a la velocidad máxima. El difusor trasero permanece sin cambios, pero sigue siendo una característica central en la entrega del rendimiento aerodinámico, trabajando en conjunto con el nuevo kit.

Estéticamente, luce un esquema de color Aston Martin Racing Green, que imita a los colores del auto de competición. Sin embargo, está disponible en tono satinado o brillante, u otras opciones de color, como negro o blanco.

En el interior, el Vantage F1 Edition cuenta con tapizados exclusivos y detalles en Alcantara gris, con una opción de franjas y costuras de contraste en verde, negro, gris o rojo dependiendo del color de la carrocería. Esta nueva, y exclusiva versión del Vantage, se pondrá a la venta durante los próximos meses. ¿Te gusta?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta