Mercedes-Benz presentó oficialmente al renovado Clase C 2022, la berlina clásica de la marca sufrió diversas mejoras para actualizarse a los tiempos que corren, y no solo en materia de diseño o conectividad: ahora la nueva oferta contempla versiones híbridas suaves (con sistema de 48V) o incluso híbridos enchufables, con autonomía de hasta 100 kilómetros en modo 100% eléctrico. 

La nueva generación identificada como W206 mantiene un diseño bastante continuista con respecto a la generación previa, con la que comparte diversos componentes. La grilla frontal mantiene el estilo de la estrella, aunque en este caso ganó protagonismo y un formato algo más trapezoidal. Asimismo se destacan las prominentes zonas oscurecidas en las versiones con tinte deportivo. 

El remate posterior encuentra ópticas con nuevo formato, en el que las líneas rectas se hacen más comunes. También los faros invaden la tapa de baúl. 

Mercedes-Benz Clase C: El W206 es una realidad

De todas formas donde se encuentran más cambios es en el habitáculo. El tablero de instrumentos está dividido en una sección superior e inferior: la parte central se destaca por las salidas de ventilación, que fluye hacia la consola central sin interrupción. Para sumar deportividad el tablero y la pantalla central están ligeramente inclinados hacia el conductor en seis grados.

El área del conductor cuenta con una pantalla LCD de alta resolución. Es independiente y parece flotar frente a quien conduce. Los clientes pueden elegir entre una versión de 10,25 pulgadas (26,0 cm) o una de 12,3 pulgadas (31,2 cm).

El cambio de paradigma hacia la digitalización también es evidente en la pantalla central: las funciones del vehículo se pueden controlar mediante la pantalla táctil de alta calidad, también de aspecto flotante. La pantalla central tiene una diagonal de pantalla de 9,5 pulgadas de serie, u opcionalmente de 11,5 pulgadas. 

Mercedes-Benz: apuesta a los híbridos

La gama de motores inicial del nuevo Mercedes-Benz Clase C está compuesta únicamente por motores de cuatro cilindros de concepción modular. Tanto los motores nafta como diésel cuentan con un generador de arranque integrado (ISG), para una asistencia inteligente a bajas velocidades, que lo convierte en un Mild Hybrid o híbrido suave. Este dispositivo, como el de otras marcas, utiliza un sistema eléctrico de 48 voltios.

Por su parte las versiones con mecánicas híbrida enchufables disponen de un motor eléctrico capaz de rendir 129 CV, con una autonomía que llega hasta los 100 kilómetros. 

Entre su tecnología, el nuevo Mercedes-Benz Clase C 2022 ofrece ayudas a la conducción tales como control de velocidad crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril o alerta de tráfico cruzado, entre otros. 

El nuevo Clase C debería arribar a nuestro mercado, pero esto no ocurriría bien hasta 2022. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta