Si bien Volkswagen ya prepara un rediseño sobre la actual generación del Polo, la marca alemana y su filial de Holanda recrearon un On-Off que trae recuerdos, incluso para nuestra región. Se trata de la edición especial Harlequin del Polo, comercializada a mediados de los noventa en Europa, pero que en Sudamérica se replicó en el Gol, bajo el nombre Top. 

¿Qué llevó a Volkswagen a pintar un auto con múltiples colores? Todo nació por la forma de pintar algunas unidades que demarcarían el proceso de fabricación del auto. Esas unidades inicialmente para exponer tuvieron buena recepción en el público, y allí nació la opción de fabricarlos para comercializarlos. 

A partit de 1995 se produjeron en Europa más de 3 mil ejemplares del Polo Harlequin, mientras que cerca de 300 unidades del Golf fueron decoradas con ese estilo y nombre para los Estados Unidos. Una cifra similar se creo del Gol Top en Brasil.

Volkswagen Polo Harlequin: guiño a su pasado

Producir tanto al Polo Harlequim o al Gol Top no era una tarea demasiado difícil, pero sí tediosa. Cada ejemplar se pintaba integralmente de un único color, que es la base que se advierte en el techo y los guardabarros traseros. Con cuatro tonos diferentes, se pintaban otras tres tandas de autos en otros colores. Luego se intercambian las piezas entre todos. 

El Volkswagen Polo Harlequin no estará a la venta, sino que se realizó a modo de recuerdo tras 25 años de aquella edición especial. Debajo te dejamos la galería de imágenes. ¿Vos te comprarías un Harlequin?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta