A mediados de este mes se hará efectiva la fusión entre los grupos FCA (Abarth, Alfa Romeo, Fiat, RAM, Dodge, Chrysler, Lancia) y PSA (Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall), que dará vida al grupo Stellantis. La unión, que lleva ya varios meses de negociaciones, será total e incluirá a todas las filiales de ambas firmas alrededor del mundo. Pero de esta gran concentración de marcas, que determinará al cuarto fabricante en volumen a nivel mundial, ya empieza a haber sospechas y conjeturas.

Una de las principales es la posible salida de la marca Fiat de los Estados Unidos, una vez más. Esto se debe a que en los últimos años las cifras de ventas cayeron notablemente. En la actualidad, allí sólo se ofrece el Fiat 500X, mientras que el 500, 500 Abarth (foto), 500L y 124 Spider ya fueron discontinuados.

La posible salida de Fiat no quiere decir que en Estados Unidos se quedarán solo con marcas de origen local. Al parecer, la intención de Stellantis es la de afianzar a Peugeot, marca que ya tuvo su historia, bastante fugaz pero resonante, por América del Norte. Todo hace suponer que Peugeot pondrá énfasis en sus modelos electrificados, o híbridos. Y el 508 Sport Engineered puede ser el exponente ideal para darse nuevamente a conocer.

¿Con Stellantis se acerca el fin de Chrysler?

Una marca que no está teniendo un buen pasar, incluso en el país del norte, es Chrysler. Actualmente su oferta está conformada por dos modelos, el 300 y la Pacífica. El primero ya tiene varios años de antigüedad, mientras que la van es bastante más moderna. Sin embargo, los volúmenes no parecen ser viables.

Desde el directorio de Stellantis, que estará a cargo de Carlos Tavares (Actual CEO de PSA) no descartan que alguna marca pueda llegar a desaparecer. Quizás la que más probabilidades tenga es Chrysler. Además no existen planes cercanos de expansión a otros mercados. Una posible salvación es la comercialización de otros modelos actuales de grupo PSA bajo la firma americana, nacida en 1925. Pero esto ya suena como poco probable, y menos aún, exitoso.

¿Quiénes pierden y quienes ganan con Stellantis?

De las americanas, dentro de Stellantis, RAM será la estrella entre las pick-ups, y Dodge la imagen de los vehículos deportivos. Otra marca que puede ser amenazada (en realidad está amenazada desde hace mucho tiempo), es Lancia. La firma italiana que opera bajo el paraguas de FCA, se centra en la comercialización del Ypsilon, sólo para Italia, basado en la pasada generación del Fiat 500.

Sin embargo, el Ypsilon es el segundo auto más vendido de Italia, lo que hace pensar que, de no necesitar una renovación obligatoria, probablemente se mantenga en producción, para así también conservar a la marca, hasta ahora defendida por la dirección del grupo ítalo-americano. ¿Qué pasará cuando Stellantis sea un hecho? Falta cada vez menos para empezar a saberlo.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta