Los utilitarios son en cierta forma la clave para que las marcas o importadores de vehículos procedentes de china ganen terreno en mercados como el nuestro, ya que no tienen rivales directos en un segmento en los que son la referencia. Famly descubrió eso con el Lifan Foison, que se convirtió en una revolución debido a su éxito, y tras ello decidió elevar la apuesta, esta vez con la marca KYC y el modelo Mamut.

El Mamut es un utilitario, con una capacidad de carga de 1.800 kilos y un largo total de 5,28 metros de largo (en las versiones de cabina simple) que están disponible con caja de carga con laterales abatibles, como así también con caja paquetera, o mismo hasta con refrigeración. También se ofrece una variante pick-up cabina doble, con capacidad para cinco ocupantes. 

Contacto: KYC Mamut Cabina Simple GNC

Debido a sus proporciones el Mamut ya bien puede ser considerado un «camioncito» con todas las de la ley. Dispone de eje trasero con ruedas duales y tracción trasera. El motor de 1.5 litros y 108 caballos está ubicado en la parte central, por debajo de los asientos.

En el caso de la versión que manejamos, la caja de carga presenta un espacio aprovechable de 3,20 metros de largo, con 1,68 de ancho, pero tan solo 36 centímetros de alto. Puede abrirse ya sea desde atrás, como por ambos laterales. 

Pero Famly ha hecho además un importante desarollo para equipar a esta gama de utilitarios con GNC, realizando pruebas y homologando un equipo Tomasetto Achille para reducir significativamente su costo operativo. 

En este caso, el tubo va colocado lateralmente, afianzado a la estructura autoportante. La reducción de costo es considerable: en la actualidad, redunda en un tercio con respecto de si se lo utilizara con nafta, motivo por el que el GNC pasa a ser una interesante opción si lo que se busca es optimizar el rendimiento. 

Claro que en el uso diario, con carga, el motor de 108 caballos y 143 nm de torque entrega una expresión justa para mover a este utilitario, que con carga limita considerablemente sus prestaciones. De todas formas, si lo que se busca es el ahorro, ese no será un problema.

Por dentro

La cabina del KYC Mamut dispone de una agradable combinación de colores, y una posición de manejo conflictiva, típica de estos productos creados específicamente para el trabajo. De todas forma, entrega una respetable dotación de confort, ya que tiene cierre centralizado a distancia, aire acondicionado o levantacristales eléctricos. No ofrece frenos ABS ni airbags. 

En ciudad es tremendamente saltarín si se lo utiliza sin carga, con un andar áspero y duro. Al cargarlo esa sensación disminuye. Ambos ejes son rígidos, motivo por lo que además hay que respetar cada uno de los badenes o lomos que queramos atravesar. De todos modos, estamos ante un vehículo meramente de trabajo. En la ruta, su desempeño es el esperable, aunque a más de cien km/h sus límites son evidentes. 

El KYC Mamut está disponible en la versión pick-up que utilizamos para esta nota desde $ 2.010.000 (sin GNC), que se elevan a $ 2.132.000 para el de cabina doble con una caja de 2,55 metros de largo, eje trasero simple y capacidad para 1,3 toneladas de peso. 

Por su parte, la variante Box (con caja paquetera) tiene un precio de 2.365.000 pesos, que se elevan a $ 3.189.00 con la misma caja, pero con el agregado de equipo de frío de hasta -18°.

Famly es una de las firmas que más se preocupan por el servicio de posventa, por eso, le provee a la gama del Mamut una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta