Porsche presentó la nueva generación del auto de carreras más vendido del mundo: el 911 GT3 Cup. Se trata de la primera variante de competición basada en la actual generación del 911, conocida bajo el código interno 992. Por primera muestra además una carrocería ensanchada y características de la versión Turbo. Desde Porsche aseguran que el GT3 Cup tiene una potencia de «alrededor de 510 caballos». En tal caso supera en 25 CV la potencia de la variante previa. 

La historia del GT3 Cup se remonta a 1990, cuando Porsche presentó la primera edición de su deportivo específica para competir. Estaba basada en la generación 964, provista con 260 caballos, creando la temporada de debut de la Porsche Carrera Cup Alemana.

Durante los años posteriores, la variante se mantuvo en cada una de las cinco generaciones, llegando a ser producidas 4251 unidades en total. Si, es el auto de carrera más producido alrededor del mundo. 

“El nuevo 911 GT3 Cup comienza ahora un nuevo capítulo. En los próximos años, nuestro objetivo es superar la marca de 5000 unidades producidas. Como sus predecesores, este modelo también ayudará a toda una nueva generación de pilotos con talento en su camino hacia el automovilismo profesional y dará forma nuestro compromiso con los clientes que compiten en las pistas del mundo” dijo Michael Dreiser, Director de Ventas de Porsche Motorsport. 

El nuevo Porsche 911 GT3 Cup en detalle

Una de las características más sorprendentes del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto general más musculoso, que lo hacen ser aún más impresionante a primera vista. En parte, se debe a la carrocería alivianada, ensanchada y con elementos del Turbo, que son utilizados por primera vez en el auto de la copa Porsche.

Con una anchura total de 1902 milímetros, supera en 28 milímetros la anchura trasera del modelo anterior, y se distingue por sus entradas de aire de refrigeración adicionales delante de las ruedas. Además, el eje delantero de la generación 992 del 911 es también significativamente más ancho. 



La séptima generación del 911 Cup ofrece una ayuda aerodinámica notablemente superior. Esto se debe a la combinación de un alerón trasero más grande y el faldón delantero, que generan mayor carga, ya sea frontal como posterior. Además el alerón trasero es ajustable en once posiciones.

Recordemos que el Porsche GT3 Cup viene equipado con jaula antivuelco, que cumple con las normas establecidas por la FIA (Federación Internacional de Automovilismo). A su vez todas las ventanillas del GT3 Cup están hechas de policarbonato ligero, con un tratamiento superficial duro resistente a los arañazos.

Las puertas, el capó del motor y el alerón trasero están hechos de plástico reforzado con fibra de carbono. Por el contrario, el capó delantero con su distintivo conducto de salida de aire y la entrada de aire central, es un buen ejemplo del uso inteligente de los materiales: como en el 911 Carrera, está hecho de aluminio, lo que reduce los costos de reparación en caso de accidente.

Porsche 992 GT3 Cup

Puertas adentro se incorporó un nuevo asiento de competición, que admite ahora el ajuste en dos posiciones de altura. Junto con la columna de dirección regulable, asegura que cada piloto, independientemente de su estatura, pueda alcanzar una postura ideal en el puesto de conducción.



La pantalla central de 10,3 pulgadas, ubicada en el centro del tablero de instrumentos, prioriza la visualización de datos e información relevante para el conductor durante la carrera. Entre ellos las revoluciones del motor, la temperaturas del agua y del aceite o la marcha engranada. A su vez el mismo puede almacenar datos para corroborar con el equipo el funcionamiento del auto en la pista una vez que llega a bóxes.

En materia de suspensión, el 911 Cup ofrece la última tecnología de competición. Si bien el eje trasero permanece sin apenas cambios frente al modelo de producción, el delantero fue optimizado con un sistema más fuerte y que permite ser regulado. A su vez por primera vez monta sistema de dirección con asistencia eléctrica. 



En cuanto al motor, el 911 GT3 Cup mantiene ala aspiración natural del motor de seis cilindros y cuatro litros refrigerado por agua. Este propulsor, con lubricación por cárter seco, alcanza su potencia máxima a 8400 vueltas, frente a las 7500 rpm de la evolución anterior. El régimen máximo de giro se sitúa a 8750 rpm, mientras que la cifra de par máximo es de 470 Nm a 6150 rpm.

Igual que su predecesor, el seis cilindros bóxer solo necesita una revisión de mantenimiento cada 100 horas de uso. El motor está conectado a la caja de cambios secuencial de seis velocidades, que tiene un peso de 72 kilogramos. Los cambios de marchas de efectúan mediante levas en el volante. Esta caja de cambios apenas requiere una ‘inspección menor’ tras 60 horas de máximo esfuerzo, lo que corresponde a aproximadamente a dos temporadas completas. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta