Con motivo del 60 aniversario de la Frecce Tricolori, Pagani Automobili, la firma creada por el argentino Horacio Pagani, presentó en sociedad al Huayra Tricolore. Solo se construirán tres ejemplares, identificados como homenaje al equipo acrobático de la Fuerza Aérea Italiana.

La edición especial hace mención al 313° Grupo de Entrenamiento Acrobático (nombre oficial del Departamento de la Fuerza Aérea Italiana fundado el 1 de marzo de 1961 en la base militar de Rivolto). El mismo es más conocido como Patrulla Nacional Acrobática (Pattuglia Acrobatica Nazionale, PAN) o, simplemente, Frecce Tricolori.

Con sus diez Aermacchi MB-339A P.A.N., nueve de ellos vuelan en formación y uno en solitario, los Frecce Tricolori son una de las patrullas acrobáticas más famosas del mundo. De hecho, según afirman desde Pagani, el vuelo de estos diez aviones representa una combinación de perfección, disciplina y la más alta profesionalidad. Su principal misión es desplegar el tricolor de la bandera italiana en los cielos. 

¿Cómo es el Pagani Huayra Tricolore?

Parta esta edición especial del Huayra se ha diseñado un spliter delantero más pronunciado, con un perfil aerodinámico completamente nuevo, que garantiza mayor carga aerodinámica frontal. El paragolpes delantero se combina a extractores laterales, que maximizan la eficiencia del intercooler y aseguran un intercambio de calor adecuado para el potente Pagani V12.

A su vez monta un nuevo difusor trasero optimizado para maximizar la extracción de aire de la zona posterior. Mientras que el nuevo alerón, totalmente integrado a la tapa del motor con la que forman un único componente de fibra de carbono, permite un perfecto equilibrio aerodinámico, compensando el aumento de la carga aerodinámica en la parte delantera.

Muchos de los detalles más pequeños del diseño del Huayra Tricolore celebran la destreza técnica del jet Aermacchi MB-339A PAN: entre ellos los soportes del alerón trasero, cuya forma recuerda a la aleta de cola del icónico jet, y que muestran el número del automóvil en el lado exterior, con las letras similares a las utilizadas para numerar a cada avión de patrulla.

En el centro del capó delantero hay un tubo de Pitot, el instrumento que permite a cada aeronave medir la velocidad macroscópica del aire y, por tanto, determinar la condición aerodinámica de la aeronave, indicada por la presión dinámica resultante: esta es una referencia al mundo de la aviación, en homenaje a los aviones de la flota de la Frecce Tricolori.

Pagani Huayra Tricolore: homenaje a la Frecce Tricolori

La base del Huayra en este caso no cambia. Su carrocería, producida íntegramente en fibra de carbono, establece excelentes condiciones de rigidez a la torsión y flexión, asegurando así una mejor respuesta dinámica durante la conducción y mayor seguridad en condiciones críticas.

El Huayra Tricolore está propulsado por un motor biturbo V12, especialmente desarrollado por Mercedes-AMG, y capaz de entregar 840 CV caballos a 5.900 rpm, con 1100 Nm de par de 2.000 a 5.600 revoluciones. Toda la potencia y la excepcional capacidad de respuesta del motor se transfieren al suelo mediante la caja de cambios secuencial, de siete velocidades, con diferencial electromecánico. 

Desde la elección de materiales y diseño de interiores, el Huayra Tricolore está profundamente inspirado en los aviones, y los honra en cada detalle. Todos los componentes de aluminio están hechos de aleaciones de grado aeroespacial, anodizados en un distintivo color azul.

Pero la estrella indiscutible de esta sinfonía de detalles estéticos y técnicos es el anemómetro de la consola central que, a través del tubo exterior de Pitot colocado en el capó, detecta la velocidad del aire, informando a los ocupantes mediante un dedicado indicador.

Esta edición ultralimitada a tan solo tres ejemplares, como homenaje a los sesenta años de la Frecce Tricolori, serán numerados con un concepto semejante al de los aviones del grupo: Número 0 (Comandante), Número 1 (Jefe de formación) y Número 10 (Solista). 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta