La tendencia es notoria: cada vez son más los autos usados con precios expresados en dólares. Basta con mirar cualquier plataforma de venta de vehículos para advertir ese nuevo panorama.

La explicación tiene varias aristas. Por un lado, la inflación y el constante aumento del billete norteamericano. Esta semana el denominado Blue o paralelo terminó con una cotización récord de 167 pesos, marcando también una brecha con el oficial de más del 100%.

Pero esa modalidad en ascenso también se explica por algo que parece un detalle menor, pero no lo es. La cantidad de billetes con la denominación más alta (mil) para, por ejemplo, adquirir un auto de 800.000 pesos es, justamente, de 800 papeles. En dólares, esa cifra se reduce a menos de 50 billetes.

Usados en dólares, ¿una tendencia o una necesidad?

Sucede que con el continuo incremento del paralelo resulta muy complicado mantener el valor en pesos de vehículos usados, sobretodo en el caso de los particulares. Dicho de otro modo, los autos otra vez están baratos en dólares. 

Si bien es cierto que los importados nuevos, al igual que los clásicos, siempre manejaron cifras en moneda extranjera, hasta hace poco algunas concesionarias publicitaban sus modelos nacionales o Mercosur a precio Blue, pero solo para operaciones de contado. 

En el caso de un interesado que reservó un auto el viernes de la semana anterior pero cerró la operación ayer, en el medio hubo una diferencia de 20 pesos en el dólar de referencia. Pasó de 147 a 167 dólares. El comprador pudo hacer negocio porque necesitó desprenderse de menos billetes, si los vendió a último momento, claro. 

 

 

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta