El mercado americano es tierra de pick-ups y allí Honda fabrica y comercializa la Ridgeline, una pick-up compacta con chasis autoportante, pero de tamaño bastante más grande que el de, por ejemplo, una Fiat Toro. Para 2021, la marca japonesa decidió actualizar su camioneta, a base de un nuevo frontal, y nuevas configuraciones ¿Tiene posibilidades en Argentina?

Ante la consulta de Motorweb, desde la filial local de Honda sentenciaron que «no está en los planes la llegada de la pick-up dentro del corto a mediano plazo, pero que siempre está abierta la posibilidad de evaluar su incorporación».

Honda Ridgeline 2021: renovada y con más tecnología

La gama 2021 de la Honda Ridgeline presenta un nuevo diseño exterior, que se destaca por la implementación de un nuevo capot más musculoso, junto a una nueva máscara frontal, que le provee un estilo más imponente. Se destaca por la nueva parrilla, con un marco superior (cromado o negro brillante dependiendo la versión) que culmina en las ópticas delanteras.

El paragolpes también fue remodelado, y dispone de nuevas aberturas laterales, que en movimiento generan cortinas de aire para mejorar el rendimiento aerodinámico. En todos los casos presenta de serie llantas de 18 pulgadas, mientras que a su vez se ofrece como opcional un paquete deportivo (HPD), que realza sus intenciones. 

En el interior encuentra un sistema multimedia de nueva generación, con mejores gráficos y sistema táctil mejorado. También ofrece nueva configuración de tapizados y componentes. Desde Honda destacan la gran amplitud del interior, que además presenta piso plano, algo en que se beneficia por no contar con chasis de largueros como sus competidoras. 

Potencia y estilo: Honda renueva la Ridgeline

El motor de la Ridgeline es un V6 de 3.5 litros naftero, que entrega una potencia de 280 caballos de fuerza, unido a una transmisión automática de nueve velocidades. Está disponible con tracción simple delantera, o sistema de tracción integral, que envía automáticamente hasta el 70% de la potencia al eje trasero, dependiendo de las condiciones del camino.

La Honda Ridgeline está construida sobre una plataforma autoportante, que presenta una alta rigidez torsional. El «falso chasis» permanece encajonado, por lo que no resta espacio, algo que le permite contar con una menor altura total. Al mismo tiempo la suspensión trasera es completamente independiente, siendo así, la única pick-up compacta a la venta en Estados Unidos con esta disposición. Su capacidad de carga es de 715 kilos. 

La Honda Ridgeline se produce en la planta de Lincoln Alabama, y se exporta desde allí al resto de los mercados que lo soliciten. ¿Te gustaría que llegue al país?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta