Que un vehículo dure en el mercado más de dos décadas no es cosa de todos los días. Durante ese lapso de tiempo tiene que haber logrado crear un vínculo, que lo haya hecho perdurar en el tiempo, o que simplemente nunca haya podido ser reemplazado. Llegamos a 2020 y más precisamente, veintiún años fueron los que la Fiat Strada de primera generación perduró en el mercado, pero eso ya es cosa del pasado. La nueva generación ya está en Argentina. 

Hasta ahora la Fiat Strada mantenía la plataforma oriunda de la familia 178, nacida con el Palio en 1996, y que tres años más tarde había dado vida a la pick-up compacta. La nueva generación es completamente nueva, pero recurre a diversas piezas previamente implementadas en otros modelos de la marca. 

La innovación fue un estandarte en la vida de la Strada, y si bien sus adelantos no cambiaron el paradigma del automóvil, logró trascender y crear segmentos: donde antes no había opciones, la Strada hizo se hizo de un lugar. Por ejemplo, ya en 1999 se lanzó adoptó la opción de incorporar la primera cabina extendida en una pick-up compacta. Años más tarde tomó un aspecto aventurero con la variante Adventure, que motivó en un sistema de tracción mejorado, con bloqueo de diferencial delantero, Locker. 

A su vez en 2012 instauró el segmento de las camionetas compactas de cabina doble, con capacidad para cuatro ocupantes. Cuando su rival directa, la Volkswagen Saveiro, amagó con tener una carrocería similar, Fiat se despachó con la implementación de una tercera puerta lateral: tan llamativa y poco habitual, como original. 

Nos subimos a la Fiat Strada 2020

La segunda generación de la Strada plantea un cambio significativo, porque ahora basa su oferta en las versiones de cabina doble, que por primera vez tiene cuatro puertas con apertura convencional: una innovación (otra más) para el segmento. 

La oferta de la nueva Strada está compuesta por cuatro versiones, tres de las cuales presentan cinco plazas. Las mismas se ofrecen con cuatro airbags, y la más equipada Vulcano monta un nuevo motor, el Firefly 1.3 litros que desarrolla 99 CV. El resto de la gama mantiene el 1.4 Fire Evo, con 85 caballos de fuerza, pero incrementa notablemente el nivel de seguridad: ahora es de serie el control de estabilidad ESP, y toda la oferta presenta el diferencial con bloqueo electrónico e-Locker.

De todas formas, la gama se compone también del ejemplar que manejamos nosotros. Denominada como Cabina Plus, no es más que una cabina simple, solo que el hecho de emplear puertas delanteras cortas, las mismas que las del Mobi, obligaron a diseñar un lugar posterior para poder disponer del espacio suficiente dentro de la cabina, para dos pasajeros. 

Estéticamente la nueva Strada luce mejor plantada. Sus guardabarros han sido notoriamente ensanchados, pero no mediante apliques plásticos como sucedía en la anterior generación, sino que la chapa toma la musculatura necesaria para cubrir tal ancho de trochas. Se mantienen sin embargo los pasos de ruedas en color negro, que le otorgan un toque ciertamente aventurero. 

La amplia altura libre al suelo, junto con la implementación de neumáticos de quince pulgadas en todas las versiones, hacen que su postura se vea realmente más estatutaria. De todas formas, el largo total, y las proporciones de la carrocería en general no han sufrido grandes variaciones. Tiene un largo de 4,47 metros (4 cm más que antes) y una distancia entre ejes de 2,73 metros (1 cm extra). El parabrisas es otro de los elementos que comparte con el pequeño de la marca italiana.

La resolución frontal toma trazos más importante, e inaugura la presencia del nuevo logo de la marca Fiat, que poco a poco irá llegando al resto de los modelos. Por debajo y sobre el lado derecho se ubica la «Fiat Flag», una insignia con los colores de la bandera de Italia sobre cuatro barras en posición casi vertical. Un logo semejante al usado a partir de mediados de los ochenta, aunque con una barra menos. 

Nada del frontal es compartido con el Mobi. Emplea el tren delantero del Cronos y que transmite solidez, como así también una mayor sensación de compresión. El eje trasero rígido es asistido con elásticos longitudinales, transmitiendo ese andar firme y algo saltarín sin carga, típico en la Strada, y también de las pick-ups con esta configuración. Por otra parte, se reubicó la rueda de auxilio, que ahora pasa a estar bajo chasis. 

En esta versión Endurance, la única disponible en Argentina con esta configuración, no hay levantacristales eléctricos ni cierre centralizado, algo esperable en una versión de entrada de gama para uso laboral. La posición es un poco alta, y aquí la butaca no regula en altura, cosa que sí lo hace la columna de dirección. 

En todas las versiones, el tapizado interno es completamente de color negro, lo que otorga probablemente una mayor sensación de calidad percibida. A su vez el panel de a bordo presenta un diseño moderno, despegado del formato del Mobi: hay líneas más rectas y mayor altura del mismo. También existen diversos portaobjetos o huecos, que resultan cómodos en vehículos destinados al trabajo. 

En materia de equipamiento, la versión Endurance trae de serie aire acondicionado, frenos con ABS, control de estabilidad ESP, dirección asistida, doble airbag frontal y radio con MP3, Bluetooth y comando satelital. Asimismo, todas las Strada montan el diferencial con bloqueo electrónico mediante una tecla en la consola central. 

Este dispositivo se encarga de frenar la rueda, que en el caso de pérdida de adherencia quede patinando. Lo hace mediante los frenos con el sistema ABS, luego de conectar la asistencia con la tecla. Funciona hasta los 65 km/h. Con esa misma función queda habilitado el sistema de frenos ABS off-road, que optimiza el frenado en pisos blandos, mediante pulsos de bloqueos más extensos, que reducen la distancia de frenado. 

Del motor poco hay para agregar. Se trata del conocidísimo Fire Evo de 1.4 litros y 85 caballos de fuerza, que unido a una transmisión de cinco velocidades, logra prestaciones acordes, suficientes para la rutina del día a día. El consumo es quizás más eficiente en la ciudad, donde difícilmente supera los diez litros cada cien kilómetros. 

Debido a que emplea relaciones de caja y diferencial muy cortas, en ruta el motor gira a régimen elevado, lo que en cierta manera eleva el consumo de combustible: a 120 km/h obtiene un consumo de alrededor de 8,5 litros cada cien kilómetros. 

El espacio de carga ostenta una capacidad de carga de 720 kilos, con un largo máximo aprovechable de 1,60 metros de largo (en la cabina doble es de un metro exacto), por 1,06 metros de ancho en su punto mínimo. Asimismo la caja tiene una altura de sesenta centímetros, lo que da un volumen de 1.354 litros, o 2.06 metros cúbicos de capacidad.

Además, como buena pick-up destinada a un uso laboral, tiene protector metálico de luneta, barra de techo que permite cargar elementos de mayor largo y atarlos, ganchos internos, luz en el compartimiento de carga y portón con cerradura. El mismo está asistido mediante una barra de torsión que reduce la fuerza que hay que hacer al intentar cerrarlo. El paragolpes trasero es de plástico, pero su interior cuenta con un alma de acero, que le otorga mayor rigidez, e incluso posibilita pararse por sobre el mismo.  

El precio de la Fiat Strada Endurance Cabina Plus de la prueba es de 1.028.300 pesos, un valor muy atractivo si miramos a su competidora directa, la Volkswagen Saveiro, que sin ESP cuesta $ 1.417.400 pesos.

Detalles del lanzamiento: Fiat Strada 2020

La Chevrolet Montana figura a un valor de lista 899.900 pesos, pero el grueso de la red de concesionarios no cuentan con stock de unidades, por lo que su disponibilidad es prácticamente nula. Sin dudas la Strada, ya sea en esta versión, o en las restantes de cabina doble, es sin dudas, la opción más conveniente de su segmento, y aquí fue puesta a prueba. 

Nos encantó de la Fiat Strada 2020

Diseño renovado y atractivo

El andar general y su solidez

Las soluciones para el trabajo

La respuesta de los frenos

El diferencial con bloqueo y el ABS off road

Su precio competitivo

No le perdonamos a la Fiat Strada 2020

La posición de manejo elevada

Falta de pantalla táctil o soporte para celular

Que conserve el motor 1.4 en esta versión

Las relaciones de caja cortas (no vendría mal una sexta)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta