La pandemia modificó todo el calendario de las automotrices, no solo aquí sino en todo el mundo. Citroën Argentina tenía previsto lanzar en mayo su nuevo SUV mediano, el C5 Aircross, que anticipó en Pinamar durante el verano. 

Finalmente, fue presentado en julio, con solo dos meses de demora. Pero este modelo que arriba ahora a nuestro país ya se vende en Francia desde 2018. Eso sí: con el diseño y las características que la marca viene anticipando. Este Citroën C5 Aircross continúa la línea de los últimos modelos de la casa gala y es el tope de gama de su oferta local. 

Exterior

Es más grande de lo que parece: mide 4,50 metros de longitud, 1,96 de ancho, y tiene un despeje del suelo de 23 cm. El frente es bien alto con un capot plano, luces en distintos niveles y protecciones en la zona baja de la carrocería y en los guardabarros. El doble chevrón continúa hacia los laterales y se fusionan con la parte superior de las ópticas. 

La cintura también es alta, con un borde cromado en forma de C que le otorga un aire moderno y elegante. El techo viene en otra tonalidad (en este caso negro), cuenta con barras longitudinales, y una gran superficie vidriada, que posee sistema corredizo en la parte anterior, secundado por un vidrio fijo atrás. Una curiosidad: el parante trasero tiene cristal pero, desde afuera y por ser tonalizado, simula ser parte de la carrocería. Eso le da cierta robustez al diseño y visibilidad desde el interior. 

Tanto la iluminación delantera como trasera tienen tecnología LED y resulta muy efectiva. Visto de atrás, predomina el diseño de los faros y la doble salida de escape, falsas. Las ruedas tienen diámetro de 18 pulgadas.

Interior

Pero la clave pasa por su espacio interior. El habitáculo del C5 Aircross se percibe realmente amplio. Los asientos parecen poltronas, ya sea por su tamaño, como por su confort. La textura es mixta: tela y cuero en diversos tonos. Entre las butacas delanteras (de regulación manual) hay un gran apoyabrazos que esconde un guardaobjetos refrigerado muy profundo y ancho, que logra hacer sentir “lejos” al conductor del acompañante. 

El volante multifunción es de buen grip, con levas para el paso de cambios que pocos usarán y varios comandos satelitales. El tablero, totalmente digital y con variada información, puede configurarse a gusto.

El sistema multimedia está rodeado por cuatro salidas de aire. La pantalla táctil tiene 8 pulgadas y aloja los comandos del doble climatizador. Más abajo, hay dos hileras de botones: una línea superior con 6 del tipo “touch” y otra inferior con 7 “físicos”, incluyendo una ruedita para prender la radio y regular el sonido.

La palanca de la caja automática es similar a la del Peugeot 3008. A su lado, está la perilla que comanda los tipos de conducción de acuerdo con el suelo: estamos hablando del Grip Control, que ayuda a mejorar la adherencia en el camino, pero no reemplaza a una tracción en las cuatro ruedas.

Atrás, hay buen lugar tanto a lo ancho como a lo largo. Los asientos son independientes: se deslizan y reclinan de manera individual. Pero quienes viajen allí solo cuentan con un puerto USB y doble salida de climatización.

El volumen del baúl es enorme. Puede pasar de 580 a 720 litros, según la posición de las butacas, que también pueden plegarse y dejar el piso plano: ahí el espacio es inmenso: 1630 litros. Debajo, aparece un auxilio del tipo temporal.

En cuanto al equipamiento, ofrece climatizador automático bi-zona, sistema Android Auto y Apple Car Play, cargador inductivo de celulares, acceso sin llave y arranque por botón, encendido de luces automático, control de velocidad crucero y techo panorámico, entre otros.

Seguridad

Este ítem es muy completo: 6 airbag, ABS, control de estabilidad, ganchos Isofix, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara marcha atrás, alerta de punto ciego y cambio de carril, freno de estacionamiento automático, frenado autónomo de precolisión, ente otros. A esta buena dotación podríamos reclamarle el crucero adaptativo.   

Motor y prestaciones

El Citroën C5 Aircross está equipado con el conocido propulsor naftero 1.6 THP de 165 cv, con un par motor de 240 Nm. Está asociado a una caja automática de 6 marchas y la tracción es delantera. Si bien es una potencia suficiente para mover sus casi 1500 kilos, obviamente, se lo nota más lento que en otras carrocerías más livianas que ya hemos probado con este impulsor.

De todas formas, los registros son buenos: acelera de 0 a 100 apenas por encima de los 10 segundos y supera los 190 km/h de velocidad máxima. Con un tanque de 53 litros gasta 9 km/l en ciudad y llega a 15 km/l en ruta, a 100 km/h.

El andar es su gran diferenciador debido a la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos. Se trata de una tecnología fruto de la experiencia de la marca en el automovilismo. Permite una mejor recepción de los impactos como en el caso de los baches, sin ocasionar efecto rebote.

En la práctica, es muy confortable aunque ante algún lomo de burro pronunciado puede generar un ruido seco en el tren trasero, pero solo se percibe al oído y no en el asiento. La verdad es que es un placer manejar el C5 Aircross. Y cuanto más gente y cosas se lleven, mejor.

La única versión disponible es la Feel Pack. No hay motorizaciones Diesel ni híbridas. Entre sus rivales figuran otros productos de PSA con la misma plataforma modular EMP2. Se tratan del Peugeot 3008 y el DS Crossback. Por segmento, también compite con el Jeep Compass, el Renault Koleos y la Chevrolet Equinox. 

Precio

3.968.000 $

Garantía

3 años o 100 mil kilómetros

Nos encantó del Citroën C5 Aircross Feel Pack

Diseño y estilo

Comodidad de los asientos 

Suspensión y andar

Acceso y habitabilidad

Luces full Led 

No le perdonamos al Citroën C5 Aircross Feel Pack

Asientos con regulación manual

Sin crucero adaptativo 

Falta de botones físicos para la climatización 

Unica versión sin opción HDI ni Híbrida 

Precio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta