Los últimos días vienen siendo muy movidos para la planta de Ford en Pacheco. En la semana se oficializó, en plena pandemia del coronavirus, que la planta volverá a operar a doble turno, para satisfacer la demanda de la pick-up Ranger. Paralelamente a esto, la firma ensambló la unidad número 900 mil de la pick-up en dicha planta bonaerense, tras casi 25 años. 

De las 900.000 Ford Ranger producidas en la Planta Pacheco, más de 600.000 unidades fueron exportadas, y destinadas a diversos mercados de Latinoamérica. Actualmente, más del 70% de las Ranger producidas en Planta Pacheco tiene como destino la exportación a Brasil, Chile, Perú, México, Ecuador, Colombia, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

El resto, unas 300.000 unidades, fueron producidas para abastecer el mercado local. La Ranger comenzó a ser producida localmente en 1996, en un primer momento con carrocería de cabina simple, tanto con motor turbo Diesel, como naftero, incluyendo al V6 de 4.0 litros que rendía 160 CV. 

Ford ya produjo 900.000 Ranger en Pacheco

Dos años después, se incorporó la variante de cabina doble, un cambio que marcó un antes y un después en su historia. La primera pick-up local del óvalo que pasó de ser un vehículo destinado al trabajo y al campo, para convertirse en un producto versátil, apto para todo tipo de uso. 

La planta de Ford en Pacheco fue la primera en el mundo en producir la pick-up con carrocería de cabina doble. En otros mercados existía la opción de cabina extendida, previamente también comercializada en nuestro mercado. 

Durante todos estos años, la Ranger a su vez logró quedar grabada en la mente de los argentinos de diversas maneras. Ya sea con publicidades de TV muy recordadas, o también con versiones especiales, ya sea ediciones limitadas como la Centenial (para celebrar el 100° de Ford en 2003). Un año antes, desde Pacheco salieron también las primeras Ranger Limited, nomenclatura que se conserva actualmente para el tope de gama.

Ranger y sus orígenes

La primera generación de Ranger comenzó a ser importada a nuestro en 1996, pero pronto ganó la ciudadanía local. Aquella primera generación se ofrecía inicialmente con motores nafteros, por lo que rápidamente debió ser adaptada con motores turbo Diesel: lo que el mercado solicitaba por entonces.

El primero fue el Maxion de 2.5 litros, que desarrollaba una potencia máxima de 115 CV. Se trataba de un motor potente para la época, pero que no resultó como el más duradero y confiable: sentenciando la durabilidad del modelo. 

En 2001 fue reemplazado por el Power Stroke de MWM, capaz de rendir 132 CV con 2.8 litros. Si bien se consolidó como un motor confiable, no estuvo demasiado tiempo en producción, siendo reemplazado en 2005 por el 3 litros, de marca International MWM, que rendía impecables 163 CV. La primera generación de Ranger estuvo en producción hasta el año 2012, cuando fue reemplazada por la actual Ranger T6.

La Ford Ranger actual

Ya con mecánicas de origen Ford, la segunda generación de Ranger se consolidó como un modelo moderno y tecnológico. Se produce en Pacheco desde 2012, y desde ese entonces ha ido incrementando su tecnología de manera notable.

Actualmente ofrece sistema de mantenimiento de carril, control de velocidad crucero adaptativo y asistente de precolisión con frenado autónomo de emergencia, entre otros items de seguridad. Además brinda una oferta de motores diversa, compuesta por dos turbo Diesel de 3.2 litros (200 CV) o 2.2 (150 CV), junto a un naftero de 2.5 litros, que rinde 166 caballos de fuerza. 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta