500 millas de Indianápolis 2020: una edición particular

Hoy a las 14:30 horas de Argentina se pondrá en marcha una nueva edición la carrera más importante del automovilismo americano, y a su vez, una de las competencias más afamadas en la historia del automovilismo mundial: las 500 millas de Indianápolis en su edición 2020, la 104° desde 1911. 

Debido a la pandemia, la carrera que anualmente se celebra durante el fin de semana del Memorial Day, el último fin de semana de mayo, se postergó para el día de hoy. Será la primera vez, en más de cien ediciones, que la prueba se realiza sin público. 

El primer ganador, Ray Harroun, en 1911.

Esta carrera se celebró por primera vez en el año 1911, dando inicio a un suceso que se mantuvo vigente hasta nuestros días. La pista de forma rectangular, con cuatro curvas, tiene una extensión total de 2,5 millas, es decir que se debe girar en 200 oportunidades. 

La clasificación de la edición 2020 arrojó la pole position de Marco Andretti, tercera generación como piloto dentro de la familia (en 1987 su abuelo Mario Andretti había conseguido el privilegio de largar primero). Detrás de él se ubicaron Scot Dixon y tercero Takuma Sato. 

Marco Andretti partirá primero hoy desde las 14:30 hs.

Pero las 500 millas de Indianápolis tienen muchas cosas para repasar y que lo intentaremos resumir en esta nota. 

Entrenamiento y clasificación

Diez días antes de la fecha de la carrera comienzan los entrenamientos de esta popular carrera. En esta oportunidad fue el miércoles 12 de agosto que los autos salieron a pista por primera vez. La clasificación se lleva a cabo una semana antes: entre el sábado y el domingo anterior a la carrera.

Luego de una eliminación, los nueve pilotos más rápidos posicionan su puesto en la grilla tras el promedio de cuatro vueltas rápidas consecutivas. Para esta edición Marco Andretti logró un promedio de velocidad de 371 km/h, o 231 millas por hora. Durante la última semana no hay actividad en pista hasta el viernes previo a la carrera, donde se realizan entrenamientos libres, conocidos popularmente como «carburation day». Finalmente, llega el día de la carrera. 

Las 500 millas de Indianápolis 2020

Desde 1934 son 33 los automóviles inscriptos para cada carrera. En esta oportunidad se destaca la presencia de Fernando Alonso, que largará en el puesto número 26 de la grilla. Dos lugares más atrás lo hará el ex campeón brasileño Helio Castroneves, posiblemente en su última participación.

Ganar las 500 millas de Indianápolis representa obtener un logro incluso superior al de ganar el campeonato anual de Indy. La presión, la estrategia y el peligro que conlleva cada vuelta, llevan a que cada consagración se convierta en un suceso. La competencia se puede llegar a suspender en caso de lluvia. De hacerlo se reiniciará al momento de que se seque la pista, o cuando las condiciones climáticas lo permitan durante los días venideros. 

Los detalles más curiosos

En 1911, el día de la primera edición de la carrera de 500 millas, el ganador fue Ray Harroun, quien además introdujo una solución hasta entonces nunca antes vista: el primer espejo retrovisor en un vehículo motorizado. 

La edición 2019 fue ganada por el francés Simon Pagenaud.

Actualmente se utilizan chasis de la firma Dallara, y motores provistos por Honda o Chevrolet. A través de la historia pasaron diversos fabricantes de chasis o impulsores, que incluso llegaron a ganar. Entre ellos fabricantes europeos como Lotus o Lola.

Al culminar la carrera se hace entrega del premio, que además de destinar un importante cheque millonario al ganador de la competencia, se le adosa el trofeo Borg Warner, la firma encargada de producir autopartes, como es tradición desde 1936. Se trata de una copa confeccionada en plata y que conserva el rostro grabado de los ganadores previos. 

Otra característica es que una vez que el piloto se baja del monoplaza tras ganar la competencia no festeja con champagne, sino con un botella de leche. Esta es otra de las tradiciones que se mantiene desde que Luis Meyer solicitara un vaso de leche tras ganar su primera carrera, el día de su debut, en 1928. Desde los años siguientes el ganador brinda con una botella de vidrio, de un litro, de suero de leche. 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta