Cómo vender un auto usado (y no morir en el intento) 

Quienes nos dedicamos a informar sobre el sector automotor recibimos varias consultas recurrentes: una de ellas es cómo vender un auto usado en internet. Si bien no es una tarea difícil, requiere seguir algunas recomendaciones para no morir en el intento.

Una máxima muy escuchada a la hora de comprar un auto, tanto 0Km como usado, es considerar su futuro valor de reventa. Esto es clave sobre todo si sabemos que será un vehículo que tendremos por determinado lapso.

-Ese es un auto para toda la vida… 

-¿Por qué?

-Porque no se lo vas a vender a nadie…

Bueno, más allá de la humorada, es cierto que algunos modelos tienen la triste fama de ser considerados «piedras» o «clavos». Son vehículos que por distintas razones no logran encontrar un amplio mercado y que incluso pierden mucho valor con el paso de los años.

Sin embargo, hay otros que sí. Solo basta con mirar la lista de los usados más consultados. Allí se pueden apreciar que incluso autos ya discontinuados siguen vigentes en los principales buscadores.  

Pero volvamos a lo que se debe tener en cuenta para vender un auto en internet. La clave en estos tiempos es dar en la tecla. Y nunca mejor dicho. Aquí van las 10 claves para vender un auto usado, en base a nuestra experiencia:

1 – Poner el modelo correcto en el título de la publicación 

Es increíble la cantidad de avisos donde se nota que se desconoce el propio modelo. Hay que detallar: marca, año, versión y motor. Ej: Renault Logan 2017 Authentique 1.6 8v. Si lo permite la publicación, se puede agregar algún dato clave como el aire acondicionado.

2 – Lavar el auto y sacar fotos con buena luz

Aunque parezca mentira, las plataformas de venta online están repletas de fotos movidas, con sombras o entornos que distraen u opacan el vehículo.  La primera foto será el gancho de la publicación. Tiene que ser 3/4 perfil delantero derecho o izquierdo, con las ruedas levemente giradas hacia el otro lado. Lo ideal es sacar un día nublado o sin sol directo, una de cada lateral, frente, atrás, interior (tapizado y kilometraje) y motor. Sumar imágenes de detalles (si valen la pena).

3 – Titular, al día sin deuda

Esta info no es menor, pero a menudo y con buena fe, los dueños desconocen la existencia de infracciones o patentes adeudadas. Por eso, se recomienda chequear en las páginas de Rentas de cada jurisdicción. También en las de tránsito.

4- Kilómetros reales comprobables

Hay muchas maneras de demostrar que lo que marca el tablero se corresponde con la realidad. Hay cuestiones subjetivas como el desgaste de pedales, volante y accesorios de roce. Pero una factura de service oficial, o de un taller de renombre, puede ayudar a comprobar que los arreglos fueron realizados en tiempo y forma.

5- Detallar el equipamiento de fábrica

Muchos potenciales clientes saben con qué accesorios cuenta determinado modelo. Pero la mayoría desconoce ese dato. Nunca está demás agregar si el auto usado tiene aire acondicionado, dirección asistida o airbags. Además, hay agregados que puedan sumar valor aunque también pueden espantar a ciertos potenciales compradores. Por ejemplo: llantas de aleación, alerones, equipo de sonido.

6- Número de dueños

Este es un dato relativo ya que puede figurar un solo titular y haber pasado por varias manos. Pero, en general, tiene sentido si es primer y segundo dueño. Luego, ya no representa un valor en sí mismo. Sin embargo, si se cuenta con doble juego de llaves, manuales, u otros accesorios originales, puede sumar y ser considerado un auto que fue cuidado o sus traspasos fueron ordenados.

7 – Poner el estado real 

Una de las cosas más odiosas de ir a ver un auto es llegar y descubrir que las fotos no se condecían con el real estado del vehículo. A menudo, se trata de imágenes viejas o que no muestran el lado de un choque, por poner un caso. Por otra parte, si recientemente se hicieron arreglos costosos, pueden incluirse: distribución, embrague, frenos, cubiertas, o batería.

8- Documentación (obligatoria para circular)

En la actualidad, y por la pandemia, no se están requiriendo algunos trámites para circular. Por ejemplo, la VTV. Pero para poder transferir un auto, es necesario contar con el título y cédulas (ver punto 10) y otros formularios que dependen del año y nueva jurisdicción. Es el caso del Grabado de Autopartes y la Verificación Policial.

9- Formulario CETA

Se trata del famoso CETA (Certificado de Transferencia de Automotores) que se gestiona en la web de la Afip si el valor del vehículo es igual o mayo a 800 mil pesos.

10 – Transferencia

El auto deja de ser de uno legalmente recién cuando el trámite de transferencia está aceptado. Para eso, se entregan todas las cédulas y el título. Y deben firmar en el registro (o ante un escribano) el titular y cónyuge si correspondiese. Todo ese trámite, puede hacerse en la web en www.dnrpa.gov.ar con los datos de ambas partes. También existe la posibilidad de tramitar una Denuncia de Venta, muy común cuando se entrega el auto a una agencia y cuyo futuro titular aún se desconoce. Pero no es lo más recomendable.

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta