Scania apuesta por el gas en Argentina

Luego del adelanto realizado en Expoagro 2020, Scania continúa impulsando la comercialización de camiones y buses a gas, ya sea a GNC (Gas Natural Comprimido) como a GNL (Gas Natural Licuado). De acuerdo a la marca, los camiones a gas reducen un 40% los costos operativos totales. 

Si bien los camiones impulsados a gas cuestan en promedio un 35% mas caro que los impulsados por motores Diésel, la reducción en el costo del combustible resulta drástica. Se estima que realizando 140 mil kilómetros al año, con Diésel se gastarán en cinco años 220 mil dólares, contra tan solo 100 mil dólares de gas. 

Actualmente Scania ya ofrece su oferta de camiones impulsados a GNC, que pueden funcionar con el mismo tipo de combustible que se emplea en los automóviles. La oferta de gas licuado estaría disponible a partir del año próximo, una vez que se inauguren los «corredores azules» con estaciones de carga. Algunas flotas, sin embargo, ya cuentan con unidades funcionando a este combustible. 

Scania impulsa la venta de camiones a gas

Los camiones a gas de Scania están disponibles con potencias de 280, 340 y 410 caballos de fuerza. Los motores funcionan con ciclo Otto, como un naftero convencional, con bujía de encendido. Sin embargo no se trata de una adaptación, sino que son motores concebidos para el uso exclusivo a gas. 

Desde la firma aseguran que la entrega de potencia y torque es semejante a la del Diésel, y que su única contra radica en una mayor pérdida de potencia en altura, por sobre los 3000 metros sobre el nivel del mar. En cuanto al mantenimiento es muy semejante al motor Diesel, con la salvedad que deben reemplazarse las bujías cada uno o dos cambios de aceite, que en los motores Scania puede realizarse cada 100 mil kilómetros. 

De acuerdo a la información suministrada, la autonomía en el caso de los motores a GNC es de 500 kilómetros. El tiempo de recarga, con el mismo surtidor que utilizan los autos, es de 20 minutos para completar el 80% del total del tanque. De recargar con los nuevos surtidores rápidos, el tiempo se reduciría de tres a cinco minutos. Por su parte con GNL la autonomía podría elevarse hasta 1100 kilómetros.

Pero no solo la aplicación es el transporte de cargas. La misma tecnología se está implementando en buses, inicialmente en el transporte urbano, donde Scania ya tiene disponible una versión con motor de 280 caballos, que estuvo a prueba en la linea 132 de la Ciudad de Buenos Aires. Además se están realizando pruebas en otros centros urbanos del país.

¿Es el gas el futuro del transporte en Argentina?  

Para Scania el avance de la tecnología a gas es el futuro del transporte en Argentina, que irá solapando paulatinamente a la tecnología Diésel. En cambio, debido a la escasa infraestructura, y los elevados costos y problemas para desechar las baterías, la tecnología eléctrica no resulta viable para nuestro mercado.

 

 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta