Renault y su paso por Estados Unidos

Seguramente si vivís en Argentina habrás relacionado alguna vez a IKA-Renault con Rambler, una marca dentro del grupo AMC (American Motors Corporation) en Estados Unidos. Pero el acuerdo de Renault con AMC iba mucho más allá que el que se pudo obtener en Argentina: la firma del rombo tuvo vínculos desde los sesenta, y a partir de 1979 compró la parte mayoritaria del grupo americano.

Si bien Renault ya había participado en los Estados Unidos comercializando modelos compactos, como el Dauphine o mismo el Renault 12, el éxito no era arrollador para un mercado que buscaba autos grandes, consumidores de combustibles. 

Renault LeCar

Pero la crisis del petroleo durante los setenta, hizo que Renault viera la oportunidad en el gran mercado del norte. En 1979, al adquirir la parte mayoritaria de AMC, los del rombo desembarcaron con un pequeño y llamativo auto, el LeCar. 

Renault en Estados Unidos y su éxito

El LeCar no era ni más ni menos que un R5 renombrado, que poco cambiaba con respecto al modelo europeo, aunque fue adaptado a normas que allí regían, por lo que se les adaptaron las luces laterales de advertencia, paragolpes de mayor volumen y ópticas con vidrio recto, tal como la ley americana sugería. 

Gama Renault 18 USA

Aunque parezca mentira, el LeCar fue un éxito en los Estados Unidos, o al menos superó las expectativas de ventas. En un año se alcanzaron a vender 100.000 unidades, por lo que Renault decidió paulatinamente ir lanzando en los Estados Unidos casi todos sus modelos existentes en Europa. 

Tanto el Renault 18 como la coupé Fuego arribaron a suelo americano, pero su elevado precio comparativo le jugó una mala pasada. Si bien contaban con detalles de equipamiento que no se encontraban en autos de valor promedio, su relación precio-tamaño no era conveniente para el público: terminaron siendo un fracaso. 

Encore, símil R11

El suceso: Alliance/Encore

En 1983, Renault decide introducir en los Estados Unidos al Renault 9, en este caso denominado como Alliance. Pero la jugada fue mucho más allá: el nuevo modelo reemplazaba en cierta medida al LeCar como auto accesible, aunque con mucho más espacio y tecnología. 

El Alliance fue otro de los «éxitos» de la marca en Estados Unidos, ya que en el primer año se produjeron 140 mil unidades. Era producido en Wisonsin, en una de las plantas de AMC, con carrocería sedán de dos o cuatro puertas.

Renault Alliance

Un año más tarde llegó el Encore, el modelo inspirado en el R11, que sumó ventas, incluso con una versión deportiva. Los motores eran similares a los que se ofrecían en Europa, aunque con catalizador y siempre unidos a transmisión automática de manera opcional. 

A mediados de los ochenta la crisis del petroleo ya comenzaba a quedar atrás, y los americanos buscaron autos más grandes. Las ventas cayeron, y para seguir generando interés, hasta se diseñó un rarísimo Alliance cabriolet, casi cuando en Estados Unidos este tipo de carrocerías había desaparecido. Entre 1983 y 1987 se produjeron más de 600 mil Alliance/Encore.

Eagle Medallion

La adquisición del grupo Chrysler del paquete accionario de la compañía hizo que la producción cesara definitivamente. Chrysler solo mantuvo hasta 1989 al Medallion, el derivado del R21, denominado desde 1987 con la marca Eagle, y no Renault. Así la casa del rombo se despidió definitivamente de los Estados Unidos. 

 

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta