Cambios en la compra de autos 0Km

Ya quedan pocas personas que buscan un auto en el aviso de un diario de papel o en una publicación de clasificados. Según los últimos relevamientos, la mayoría de los potenciales clientes solo consultan un vehículo de manera on line. Luego, tras hacer un filtro, llaman por teléfono o van a verlo. En el caso de los usados, la presencia física tiene sentido porque cada unidad es diferente de las demás y la inspección visual es clave. Pero, ¿es necesario en un 0km?

Las consecuencias que dejará el coronavirus en el mundo son aún inciertas. La economía cambiará a muchas industrias: desde los hábitos de viajes hasta la forma de consumir o relacionarnos. Ver largas filas en entidades bancarias o de pagos podría convertirse en parte del pasado. 

El economista catalán Santiago Niño-Becerra lo resume así: “el gran problema que tiene el coronavirus es que lo bueno a nivel sanitario es fatal para la economía. Al pararse la economía, la tecnología se ha vuelto más importante. Sin embargo, tecnologías que antes era muy importantes ahora están afectadas, como la automotriz. Este virus ha sido acelerador de los cambios. Es posible que a la vieja normalidad ya no se vuelva más”. 

En realidad, en muchos países hace rato que la tecnología se masificó. Pero sabemos que en el nuestro, todavía no. Las razones pueden ser variadas: idiosincracia, acceso costoso, informalidad o simplemente por temor. 

En ese contexto y si la pandemia se mantiene, las automotrices y concesionarias que quieran sobrevivir deberán volcarse hacia el comercio on line. En los últimos días, muchas marcas presentaron sus web para adquirir un auto 0km. Hasta el momento, no fueron experiencias masivas. Pero ahora se tornó clave que el cliente compre un vehículo sin moverse de su casa, al igual que muchos ya lo hacen con otros productos en diversas plataformas virtuales.

Reconvertirse para sobrevivir

El titular de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara), Ricardo Salomé, advirtió que se vive una situación crítica para el sector. Y que deben reconvertirse rápidamente para no perder mercado o desaparecer. Desde el comienzo de la cuarentena, muchas agencias suspendieron trabajadores o les pagaron solo parte del sueldo debido a la falta de ingresos.

Se estima que este año se venderán solo 200 mil unidades 0Km. En 2019 se comercializaron 460 mil y en 2018, 800 mil. La tendencia es preocupante. Salomé alertó por la cartera de planes de ahorro y los créditos bancarios prendarios. 

El directivo pronosticó que la actual coyuntura de aislamiento contribuirá a cambiar para siempre la comercialización de autos. “En el sector ya están todos relacionado con la virtualidad, pero va a ganar un espacio imprevisto a partir de ahora”, finalizó.

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta