Una de las industrias más afectadas por el coronavirus es la automotriz: no fabrican vehículos y hay suspensiones o reducción de salario. Salvo contadas excepciones, la mayoría de las terminales se encuentran prácticamente paralizadas. Según un relevamiento del gremio Smata solo funcionan las guardias, lo que representa un 4% de los trabajadores. 

El secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, afirmó que el sector está parado. «Es una situación delicada y de salarios a la baja», analizó. Debido a la crisis a partir de la pandemia COVID-19, el sindicalista indicó que se está en tratativas con las cámaras empresarias.

Pignanelli explicó que en marzo los trabajadores cobraron 75% del salario. «Tratamos que nadie cobre menos de 40.000 pesos: procurando que quien menos gana, sea el que menos recorte tenga. Ahora se está hablando con los empresarios para adelantarnos un poco y analizar la situación de abril y mayo porque son meses que no se trabajará completamente», agregó.

El lider de Smata dijo que las negociaciones con las automotrices para volver a la producción comenzarán en unas semanas. Y que se empezará por las autoridades de las empresas más grandes.

En ese sentido, consideró que con un transporte adecuado, termómetros y todas las normas de seguridad, se podría volver a iniciar la actividad. «Eso sí, cumpliendo un estricto cuidado de la salud», expresó.

El caso Renault

La seccional Córdoba y la empresa Renault convinieron suspensiones del personal de jornada completa al 60% del salario neto. Además, la renovación de la totalidad de los contratos por seis meses, hasta el 30 de septiembre próximo. Lo confirmó el secretario general del gremio en esa provincia, Antonio Quintana.

Sindicalistas y empresarios consensuaron que todos los contratos (más de 400) serán renovados hasta el 30 de septiembre próximo. Pero se firmarán recién cuando se reanuden las actividades. En tanto, el acuerdo incluyó «la estabilidad laboral para el personal de Renault Santa Isabel y los trabajadores de la Planta de Fundición de Aluminio que funciona en el lugar hasta el 31 de enero».

Por su parte, fuentes de la automotriz indicaron a Télam que las tareas no serán retomadas al día siguiente del levantamiento de la cuarentena. Es porque existen parates logísticos y de aprovisionamiento que «deben reacomodarse y llevarán un tiempo». En ese lapso, el personal permanecerá suspendido.

Federico Smith

Por Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Deja una respuesta