Algunos medios anticiparon que Renault estaría desarrollando para nuestra región el Triber, una alternativa familiar basada en la plataforma del pequeño Kwid que ya está a la venta en India. En su mercado de origen, ofrece capacidad hasta para siete ocupantes, lo que posicionaría a este modelo como una alternativa única en Latinoamérica.

Sin embargo, en India también se especula que durante los próximos meses Renault lanzará un pequeño SUV, también inspirado en el compacto. Si bien algunos medios ya confirman la llegada del Triber, en nuestra región deberíamos ser cautos, ya que probablemente se tenga que optar por solo uno de los dos modelos derivados del rombo en India. La foto inferior es una recreación de Indianautosblog.com.

Así podría ser el SUV del Kwid.

En este contexto, dentro del segmento de autos accesibles, el único modelo con estructura familiar que permanece a la venta en el mercado regional es el Chevrolet Spin, aunque este último es algo más grande que el Triber, ya que está basado en una plataforma del segmento B. El de Renault, en cambio, toma la base de un auto citadino, pero incrementa su espacio significativamente.

¿Cómo es el Renault Triber?

Claramente, el Renault Triber no se destaca por el diseño. Parte de una base angosta, de una anchura limitada, y un altura bastante significativa, que tiene que permitir cierto espacio para ocupantes en tres filas de asientos. Además el largo se extiende hasta los cuatro metros, algo más de treinta centímetros extra con respecto al Kwid.

Si bien la plataforma es la misma que emplea el citadino del rombo, algo que se percibe en la primera parte de la carrocería, las diferencias se hacen más notorias al llegar al parante B. Desde allí para atrás el Triber demuestra una carrocería alargada, con puertas traseras más grandes y una línea de cintura que hace un corte pero que, nuevamente, vuelve a descender. El techo, por su parte, presenta una “joroba” que permite incrementar el espacio libre al techo para los pasajeros traseros.

Familiar o SUV ¿Cómo será el futuro derivado del Kwid?

Este detalles, sumado a los diferentes pliegues laterales, lo hacen ver algo más dinámico que lo que a priori podríamos imaginarnos. La distancia entre ejes se extiende hasta los 2,63 metros, es decir 21 centímetros más que el Kwid. A su vez, cada rueda se afirma mediante cuatro bulones, cuando en el más pequeño solo existen tres.

Seguramente, Renault ya tiene definida su estrategia regional, pero por el momento nada ha sido confirmado. Debemos esperar para conocer que alternativa será la que finalmente elija la marca para la región.

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta