Chevrolet cesó la producción del Impala: lo reemplazará por el Hummer eléctrico

Si al menos tenés una vaga idea de autos americanos, decir Impala te hará inevitablemente relacionarlo a Chevrolet. Se trata de un nombre que ha calado fuerte, en producción desde 1957 hasta ahora. El último ejemplar salió de la línea de montaje de la planta de Detroit Hamtramck el pasado 28 de febrero. La factoría será reacondicionada para producir vehículos eléctricos de la sub-marca Hummer, de GMC, recientemente confirmada. 

El actual impala era un sedán de grandes proporciones, que compartía plataforma con los Cadillac CT6 y Buick LaCrosse, productos discontinuados durante el primer mes de este año.

Chevrolet Impala: adiós a un mito

Era sabido que el Chevy Impala saldría de producción. GM había anunciado inicialmente que cerraría la planta de Detroit Hamtramck, dejando sin trabajo a sus 1.800 empleados. En actividad desde 1985, llegó a producir un total de 4 millones de vehículos.

Pero finalmente, la confirmación del proyecto de producción de la sub-marca Hummer de GMC le dará nueva vida a la planta, que estará operativa nuevamente para mediados de 2021. El producto de Hummer se relanzará como un utilitario deportivo EV, con prestaciones de alto nivel, y utilidad todo terreno. Será la respuesta de GM al Tesla Cybertruck. 

Adiós al Chevy Impala

En producción desde 1957, el Impala de Chevrolet ya supo en otro tiempo lo que es ser discontinuado. Tras sus primeras décadas de éxito, en la que emergieron seis generaciones entre los años 1957 y 1977, su fabricación cesó para 1985. 

El nombre volvió fugazmente al mercado americano entre 1994 y 1996. En aquel momento, Chevrolet renombró al Caprice como Impala durante un par de años, creando así una variante deportiva del sedán grande empleado, entre otras cosas, como patrullero. De todas formas, su regreso definitivo se dio en el año 2000. 

Chevrolet Bel-Air Impala de 1958

Para el nuevo siglo se presentó la octava generación del Impala, la primera en contar con tracción delantera, y provista únicamente con motores V6. Entre 2006 y 2013 se comercializó una evolución, conocida como la novena serie. 

La décima y última generación se lanzó como año modelo 2014, y estuvo en producción hasta hace tan solo unos días. El fin de su vida comercial tiene que ver con el bajo rendimiento en ventas y la preferencia por los SUVs. Durante 2019 se produjeron 45 mil unidades del Impala, cuando en 2009 (año de crisis en EEUU) había alcanzado las 165 mil unidades. 

Etiquetas
Rene Villegas

Rene Villegas

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario

Publicidad