Todos aquellos compradores que ya reservaron su Ford GT en Estados Unidos tendrán una sorpresa a partir de 2020. Es que el ultra-deportivo del óvalo incluye mejoras para toda la gama: más potencia, mejor refrigeración y a su vez una nueva edición con fibra de carbono a la vista.

Producido desde 2017, inicialmente en una serie limitada que debió aumentar la cantidad de ejemplares, el Ford GT obtuvo su primera, y probablemente única, actualización de su vida comercial, que cesará en 2022. 

Para la edición 2020, la marca americana anunció que introdujo mejoras, entre ellas un aumento de potencia, elevada hasta los 660 CV. Se trata de una mejora de 13 caballos con respecto a la serie precedente, siempre conservando el motor V6 Ecoboost biturbo, de 3.5 litros de cilindrada. 

Los cambios pasan por nuevos pistones refrigerados y bobinas de encendido de mayor energía. Al mismo tiempo se introduce de serie el escape Akrapovič de titanio, más liviano y con mejor calidad de sonido. Todo esto genera una curva de torque más plana, con una sustancial mejora en los niveles prestacionales.

A su vez, el equipo de Ford Performance trabajó en optimizar las entradas de refrigeración del motor, que permitieron la instalación de intercoolers de mayor tamaño. Esto reduce la temperatura de aire que ingresa al motor, lo que mejora el desempeño. También se hicieron mínimos retoques en la dureza de la suspensión, para lograr mayor eficiencia en la pista. 

Ford GT: íntegramente de carbono

Aprovechando su carrocería fabricada íntegramente en fibra de carbono, la marca del óvalo presentó una nueva edición denominada como Liquid Carbon, que entrega el material de su carrocería al desnudo: sólo está protegido por una capa de laca transparente. 

Esta configuración tendrá una producción limitada, y se suma a la siete opciones de colores disponibles en la oferta. La edición Liquid Carbon monta a su vez, de serie, llantas construidas íntegramente en fibra de carbono. 

Opcionalmente, cada propietario podrá incluirle bulones de rueda de titanio (más livianos) y cinturones de seguridad de seis puntos. Asimismo, podrá elegir entre cinco opciones diferentes de terminación interior y cinco colores disponibles para los calipers de freno. 

Ford GT: vestidos como en el pasado

Todos los Ford GT pueden combinarse con franjas de carrera tipo clásicas de manera opcional, pero a su vez también se conserva para la edición 2020 la personalización exterior tipo «Gulf», similar a la de los Ford GT 40 MKI ganadores de 1968 y 1969 en Le Mans. Para esta ocasión, se alteró el número 9 por el 6, que coincide con la numeración que llevaba el GT 40 chasis n° 1075 en la edición de 1969. 

La realidad indica que en 1968 el Ford GT 40 MKI chasis 1075, con motor de 4.9 litros, ganó en el histórico circuito de Le Sarthe en manos de Pedro Rodríguez y Lucien Bianchi, con el número 9. Un año más tarde, el mismo vehículo volvió a ganar la prueba, esta vez en manos de Jacky Ickx y Jackie Oliver, luciendo el número 6 en su carrocería. La nueva edición rememora el hito del último año que vio victorioso al Ford GT 40 en Le Mans.  

Rene Villegas

Por Rene Villegas

Periodista. Fanático de los autos en general y el automovilismo desde que tengo recuerdos. Fui colaborador en la revista Auto Plus, y también en Revista Parabrisas.

Deja una respuesta