Aventureros regionales: una moda que ya lleva 20 años

A fines de los noventa, en Brasil, se inició una moda que dos décadas más tarde aún continúa vigente e incluso se expandió por otros mercados: la de los autos aventureros. La marca responsable de imponer esta moda fue Fiat, con la llegada de la gama Adventure al Palio Weekend, en 1999.

Se trataba de un ejercicio de diseño desarrollado sobre una rural convencional a la que se le adicionó un kit de carrocería exterior algo más off-road, similar al ideado para la pick-up Strada, que disponía de un estilo más relacionado al ocio en sus versiones más equipadas.

El Fiat Palio Weekend Adventure fue el iniciador en 1999

Años después, las variantes Adventure ganaron la posibilidad de llevar este concepto a vehículos orientados al uso familiar. Tal fue el éxito que, para mediados de la primera década del siglo XXI, muchas automotrices trabajaron en el diseño local de variantes aventureras sobre autos de serie.

Los orígenes de los aventureros regionales

Quizás Fiat supo poner el ojo también en el Subaru Legacy Outback, que desde mediados de los noventa ya se había convertido en una alternativa de renombre. Paralelamente, algunas marcas de lujo comenzaron a ver la veta aventurera de Subaru sobre sus rurales de gama media o alta. Uno de los modelos estrella de esto fue el Audi Allroad, mientras que las variantes Cross Country del Volvo V70 confeccionaron una idea similar.

¿El Subaru Legacy Outback habrá sido la inspiración visual de Fiat?
¿El Subaru Legacy Outback habrá sido la inspiración visual de Fiat?

Pero en el plano regional, la moda explotó a partir del año 2003, con el objetivo de competirle al vehículo que se había convertido en referencia de estos mercados, y que en la actualidad está considerado como el padre de los SUVs del segmento B a nivel mundial: el Ford Ecosport.

Ford Ecosport: la inmediata respuesta al éxito

La marca del óvalo supo interpretar muy bien la opción que Fiat tenía disponible, pero a partir de allí mejorar la oferta con un producto con un diseño específico, pensado para las necesidades locales, con un precio atractivo y un diseño acorde. Su anticipación dejó mal parada a casi todas las marcas rivales. 

La Ford Ecosport llegó en 2003 como el primer SUV compacto.

Para plantear lucha al Ecosport, las opciones llegaron a ser, incluso, un poco exageradas. El Volkswagen Crossfox fue uno de los referentes en este aspecto, con una rueda de repuesto externa que no pasaba para nada inadvertida. Además, conformaba un engorro para abrir el portón trasero: primero la rueda hacia un lateral y luego el portón hacia arriba. 

El VW Crossfox llegó en 2006, aunque sufrió una actualización en 2009

Fiat fue incluso más allá, y complementó casi toda su oferta con modelos aventureros. El Idea Adventure fue uno de los puntos más críticos de aquel estilo: la rueda de auxilio se adosó a un sistema de jaula similar al del Crossfox, mientras que los fenders laterales eran aún más grandes e imponentes. En todos estos casos, la política era similar: incorporaban suspensiones levemente elevadas y neumáticos de uso mixto.

Los aventureros que pasaron por Argentina

Tiempo más tarde, Citroën introdujo su gama XTR, tanto para el C3 como para el Xsara Picasso, mientras que Renault desarrolló el Sandero Stepway, quizás uno de los más logrados en materia estética. Ford dispuso incluso en Brasil versiones Trail del Fiesta, mientras que más acá en el tiempo, Toyota no se quiso quedar atrás y confeccionó el Etios Cross, uno de los diseños más controvertidos de esta moda.

El Toyota Etios Cross no fue precisamente exitoso.

Chevrolet aún presenta batalla con el Spin Activ, a la venta desde 2015 o, tiempo más tarde, con Onix Activ; mientras que Honda delegó gran parte de estos desarrollos a un modelo algo más elaborado, como lo es el WR-V.

Como Crossfox e Idea, el Spin Activ tenía auxlio externo.

Los referentes actuales y un nuevo competidor

De un tiempo a esta parte, y ya casi sin rurales en el mercado, la oferta de los aventureros se limitó a variantes hatchbacks de cinco puertas, tales como el Renault Stepway, que recientemente recibió una actualización estética. 

El Renault Sandero Stepwasy fue uno de los más exitosos entre los hatchs.

Si bien algunos ya dejaron de producirse, otros fueron llegando o llegarán próximamente, tales como el Ford Ka Freestyle o el Fiat Argo Treeking (ver nota). ¿Se trata de una moda que llegó para quedarse?

Rene Villegas

Rene Villegas

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario