Prueba: Volkswagen Vento GLI

El sedán deportivo de Volkswagen en su séptima generación incorpora la plataforma modular MQB, combinada al eficiente motor de dos litros con turbo y 230 CV, con transmisión DSG de seis velocidades.

La última generación del Volkswagen Vento llegó a la Argentina en la segunda mitad de 2018. Cargó desde entonces con la difícil misión de tener que reemplazar a la generación pasada, y le tocó además defender su lugar dentro del mercado de los sedanes, con el afamado boom de SUVs y Crossovers. Claro que, para mantener cierto halo de exclusividad, la versión deportiva GLI plantea un horizonte poco explorado y muy valorado entre todos aquellos amantes de los autos deportivos.

El Vento se produce en México, y este GLI en particular fue todo un referente por años en aquel mercado. Sin embargo, en Argentina, pocos sabían de su existencia hasta la aparición del GLI de generación pasada (ver la prueba en este link).

Previamente, los Vento TFSI con motor de 200 CV llegaban con una configuración más formal y no tan deportiva. Además recordemos que en el mercado azteca se denomina Jetta, por lo que el legendario Bora 1.8 T que nosotros conocimos en Argentina, no era más que un Jetta GLI civilizado desde el punto de vista estético para nuestras tierras.

Por sus formas exteriores, nadie puede negar que este nuevo Vento sea aún más grande y hasta imponente que antes. Hay que aclarar que no figura su nombre por ningún lado. Esta versión se destaca por una amplia parrilla con la clásica vira en rojo, mientras que la sigla GLI le da cierto parentesco con la familia GTI. La caída del techo pronunciada y las marcadas líneas laterales le dan carácter, aunque también ayuda en esta unidad el color gris pastel (que solo recibió elogios) y las llantas de 18”, de serie y con terminación pulida y negro.

De largo mide 4,70 metros, con una distancia entre ejes de 2,68 metros. Si bien está dentro del segmento C, o mediano, las proporciones alcanzan a las de un vehículo de un segmento superior de no hace mucho tiempo. Con casi 1,8 metros de ancho y 1,44 de alto, transmite opulencia y carácter. Tiene presencia.

El grupo mecánico del Vento GLI atesora el conocido motor de dos litros, que en este caso comparte su potencia máxima con la del Golf GTI. Son 230 caballos de fuerza y un elevado torque de 350 NM a partir de 1.700 rpm. Es una mecánica conocida, que unida a una transmisión DSG de seis velocidades transmite contundencia y sensaciones deportivas desde el primer instante.  

Las prestaciones son dignas de un deportivo, ya que acelera de cero a cien km/h en 6,8 segundos, mientras que la velocidad máxima orilla los 248 km/h, unos más que un Golf GTI, por ejemplo. Además, la elasticidad, producto de la eficiente transmisión de seis velocidades, cumple con el objetivo de brindar pasos de marchas de manera rápida.

Exclusivamente el Vento GLI agrega el tren trasero multibrazo que no tienen las versiones convencionales. Transmite muy buena solidez y un manejo seguro, incluso al elevar la velocidad. A pesar de su rodado y suspensiones un tanto firmes, se puede decir que el andar es más bien apropiado en la ciudad, aunque su mejor cara está en la ruta, con una solvencia destacable, ayudado por el sistema de dirección con asistencia eléctrica.

En el puesto de mando domina el tablero completamente digital Active Info Display, que puede configurarse de diferentes formas. Se conjuga al sistema de multimedia Discover Media con pantalla táctil de 8” y funcionalidades como Android Auto o Apple Carplay. En el habitáculo se destaca el techo corredizo panorámico, sistema de acceso sin llave y arranque por botón, luces bajas-altas en LED, o el tapizado de cuero micro-perforado.

Con una postura al volante cómoda y bastante deportiva, la sensaciones que transmite son más que favorables. Dispone además de un selector de modos de manejo, que altera principalmente el funcionamiento de la transmisión y la forma en la que dosifica la potencia mediante el pedal del acelerador. Además, el sonido se hace aún más grave en la cabina.

Como elementos de seguridad, el Vento GLI está equipado con seis airbags o control de tracción y estabilidad o anclajes ISOFIX, entre otros. Como contra, no está equipado con ayudas a la conducción, sensor de ángulo ciego (de serie en la pasada generación) o control de velocidad crucero adaptativo, entre otros elementos. Tampoco tiene luces rompenieblas delanteras. Amén de eso, la dotación general se puede considerar como satisfactoria. El detalle: posee un espacio para cargar el celular de manera inalámbrica, algo que ya deberían incorporar todos los autos.

El espacio en las plazas traseras será más que suficiente para las necesidades de una familia tipo, aunque hay que  mencionar que, por ejemplo, no dispone de salidas de climatización traseras. La calidad general está decorosamente resuelta, aunque hay que considerar que este auto está fabricado para estándares del mercado americano, donde allí debe competir por precio, debido a que integra un segmento popular.

La capacidad de baúl se extiende hasta los 510 litros de espacio, mientras que la rueda de auxilio, ubicado en su parte interna, es del tipo temporal.

Al momento de escribir esta nota, el gobierno estaba a punto de actualizar el impuesto al lujo. De acuerdo a su valor a Diciembre de 2019, debería tributar en la primer escala del gravamen, lo que elevará su costo final. Por el momento su valor de lista asciende a $ 2.431.500 pesos con garantía de 3 años 0 100.000 kilómetros. 

NOS ENCANTO DEL VOLKSWAGEN VENTO GLI

Motorización y potencia disponible

Prestaciones deportivas

Comportamiento dinámico y solidez general

Dualidad de uso y practicidad interior

Luces con tecnología LED

NO LE PERDONAMOS AL VOLKSWAGEN VENTO GLI

Faltantes de elementos de seguridad o tecnología

Sin opción de transmisión manual

Rueda de auxilio de uso temporal

Carece de salidas de climatización en plazas traseras

Visibilidad limitada hacia atrás

Federico Smith

Federico Smith

Periodista y Locutor, desde 1997 pasé por diversos medios gráficos y audiovisuales. Actualmente, hablo del sector automotor en Radio 10, Radio Del Plata y Motorweb. Soy porteño y un apasionado de los autos en general pero aún más de los clásicos.

Añadir Comentario

Presione aqui para dejar un comentario

Publicidad

Publicidad